miércoles 26.02.2020
LEON ■ LA LUCHA POR LAS INFRAESTRUTURAS

La cumbre hispanolusa deja a un lado la conexión de León con Braganza

Los acuerdos en comunicaciones dan prioridad al desarrollo de los ejes ferroviarios
La cumbre hispanolusa deja a un lado la conexión de León con Braganza

dl | redacción

La conexión entre León y Braganza pasó de perfil entre los acuerdos adoptados en materia de infraestructuras y comunicaciones en la cumbre hispanolusa. Gobiernos de Portugal y España acordaron dar prioridad a los corredores y enlaces ferroviarios, que estarán totalmente electrificados a partir de 2021: Oporto-Vigo; Aveiro-Salamanca; y un tercero que vaya desde Sines (sur de Lisboa) hasta la frontera de Extremadura. Entre los acuerdos suscritos en la cumbre figura un tratado sobre la delimitación de las líneas de las desembocaduras de los ríos Miño y Guadiana, así como un protocolo de cooperación en el ámbito del turismo para la promoción conjunta de los Caminos de Santiago y de Fátima. No figura entre los impulsos acordados ninguno de los que tienen como destino inversiones en la León-Braganza, pendiente de mejoras estructurales en el paso fronterizo de Rihonor (al sur de la comarca zamorana de Sanabria) tal y como pretendían los responsables de la Diputación de León y la Cámara Municipal de Braganza.

La Junta de Castilla y León, que participó en alguno de los grupos de trabajo que dieron contenido negociador a la cumbre con l vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, enfatizó ayer en una nota de prensa la realidad de la cooperación transfronteriza en materias como el transporte, la movilidad de los trabajadores, la asistencia sanitaria, la protección civil o el medio ambiente, entre otras.

En el ámbito del transporte, tanto los representantes de la Junta como los de los municipios de la Región Norte de Portugal han coincidido en la necesidad de conectar los dos países y de crear un verdadero corredor de cooperación entre la región lusa y Castilla y León.

Los gobiernos de España y Portugal crearon en la cumbre un grupo de trabajo para preparar un «programa integrado de cooperación transfronteriza» que presentarán conjuntamente para los próximos presupuestos comunitarios, en el marco que se establezca a partir de 2020.

Ese grupo de trabajo dependerá «directamente» de los dos jefes de Gobierno, dijo el primer ministro luso, António Costa, en rueda de prensa al término de la Cumbre Ibérica clausurada hoy en la localidad de Vila Real. Mariano Rajoy dijo que este grupo de trabajo «será una cosa bien pensada y bien trabajada, y puede ser muy útil» para avanzar en el que ha sido el tema principal de esta cumbre, la cooperación transfronteriza.

La cumbre hispanolusa deja a un lado la conexión de León con Braganza