jueves. 01.12.2022

 Castilla y León perdió 21.500 ocupados en el primer trimestre de 2021, que suponen el 2,20% más que a final del 2020, hasta los 955.100, y en medio de la tercera ola de la covid sumó 9.900 parados, que dejan en 138.200 los desempleados, con una tasa de paro del 12,64%, 3,14 puntos menos que la media nacional, y un punto más que el dato con el que la Comunidad cerró el pasado año.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto nacional el número de ocupados disminuyó en 137.500 personas (-0,71), hasta los 19.206.800 trabajadores, durante el primer trimestre del año, marcado por el impacto de la tercera ola de la pandemia y la nevada Filomena.

Respeto al mismo trimestre del 2020, Castilla y León tiene 29.200 ocupados menos, el -2,96 por ciento de descenso, por encima del -2,41 nacional, y 6.300 parados más que en el primer trimestre del 2020, el 4,8 de incremento, en este caso por debajo del 10,29 por ciento de repunte nacional.

CyL pierde 21.500 empleos hasta marzo y gana 9.900 parados, hasta los 138.200