sábado 24.08.2019

«De cómo se desarrolle la etapa inicial, depende todo el proceso educativo»

Coral Chamorro Ordás, profesora de Infantil en Maristas San José, entra en el Top 10 de los premios Educa, cuyo ganador se conocerá hoy.
«De cómo se desarrolle la etapa inicial, depende todo el proceso educativo»

cristina fanjul | león

Es finalista de educación infantil de España a los conocidos como los premios Goya de la educación y hoy podría convertirse en la ganadora del premio Educa que otorga Abanca. Coral Chamorro Ordás, profesora de Infantil en el centro Maristas San José, asegura en esta entrevista la importancia que para la educación tiene el desarrollo emocional y formativo de estos tres años, pone el énfasis en la implicación de los padres y su colaboración con el profesional y alerta de la necesidad de respetar la autoridad del docente. Coral destaca que, si bien todo el ciclo de Infantil sigue una programación común cuyos objetivos deben ser alcanzados, cada día es diferente, como ocurre con la vida, y subraya que los niños hacen que surjan cosas que no tenía previstas. «Son tan espontáneos que ellos mismos te van marcando el ritmo del aula y a veces los diferentes contenidos sobre los que ir trabajando. Sabes cómo va a empezar la jornada pero nunca sabes cómo va a terminar». Coral inicia el día con una práctica, que ella denomina amaneceres, en la que los niños toman conciencia de sí mismos y dan gracias por el día y las esperanzas que tienen por delante.

Maristas San José tiene un proyecto de Educación Infantil propio. Denominado iCrezco, su metodología se basa en la teoría de las inteligencias múltiples que todos pueden desarrollar en mayor o menor medida: lingüística, lógico-matemática,naturalista, visoespacial, musical, cinestésico-corporal, interpersonal e intrapersonal. Esta última, que en etapas anteriores de la educación española ha sido solapada, se refuerza a través de sesiones de interioridad en las que los niños aprenden a relajarse, respirar, vivir el momento, disfrutar de sí mismos y compartir emociones y sentimientos. «Así jugamos y aprendemos por espacios inteligentes, partiendo siempre de juegos de tipo manipulativo y sensorial. El principal objetivo es desarrollar su autonomía y aprendizaje complementándolo con técnicas de trabajo cooperativo, cultura de pensamiento y la metacognición consiguiendo que nuestros alumnos sean los verdaderos protagonistas de su aprendizaje». El método de este colegio ha sido reconocido este año con la nominación de otra de sus docentes, Amaya García Álvarez, profesora de Primaria.

La finalista de los premios Educa, reconocida ya como una de las diez mejores profesoras de Infantil de España, refuerza la idea de la importancia vertebral que tiene la educación infantil en el desarrollo integral del niño. Destaca que es en esta etapa cuando se asientan los cimientos de todo el proceso educativo y, por lo tanto, su formación como personas. «De cómo se desarrolle esta etapa inicial, dependerá el resto del proceso educativo. Es cierto que los conceptos y contenidos que impartimos no tienen gran complejidad para un adulto, pero sí para un niño». Coral convierte el aula en un lugar de trabajo transversal. La profesora de Maristas subraya que el secreto se basa en conseguir que a los niños el aprendizaje les resulte un reto divertido y que acudir al colegio se convierta en una pasión. «Con la ayuda de las familias, se consigue que los niños se sientan protagonistas de su propio aprendizaje. De este modo venir al cole no se ve como una obligación sino como algo entretenido y ameno», incide.

Sin embargo, explica que una de las diferencias a las que la labor educativa tiene que enfrentarse es la pérdida de autoridad que han ido experimentando los profesores y que, en su opinión, va en aumento con el paso del tiempo. «Los padres ponen en duda muchas veces la labor del profesor, y sobre todo eso es grave si lo hacen delante de sus hijos, ya que les están trasmitiendo una confianza dudosa en su profesionalidad, lo cual repercute directamente en la labor del docente en el aula, y les resta credibilidad».

¿Y cuál debería ser la relación de los padres con los docentes? Desde su punto de vista, «en la enseñanza intervienen tres elementos, el niño, el docente y la familia. Por ello la relación escuela-familia debe ser fluida y cercana, de tal modo que haya una intercomunicación continua sobre lo que se trabaja en el aula y cómo se trabaja y puedan complementarlo en casa si surge la ocasión».

La profesora se muestra tajante en la importancia de que padres y profesores vayan de la mano en el trabajo para mentalizar al niño en la idea de que la educación no debe sentirse como algo obligatorio o aburrido que no sirve para nada, sino que es un instrumento para aprender y formarse en la vida. Se refiere a las nuevas tecnologías como uno de los elementos que con mayor importancia repercute en el alumno. «Permite una mayor agilidad en la comprensión de conceptos, y ha conseguido que las tradicionales clases magistrales se conviertan en algo mucho más lúdico y atractivo», explica. Precisa además que estas herramientas fomentan la participación activa del alumnado en su proceso de aprendizaje y trabajan el aspecto emocional y de valores.

Coral Chamorro pone en práctica todas sus teorías. De hecho, es la creadora del blog nuestrotrabajodeaula123.blogspot.com y tiene una cuenta en twitter: @corichamorro. Con ellas, consigue mantener una relación fluida con los padres que, de manera evidente, repercute favorablemente en el progreso de los alumnos. En su cuenta de Twitter, los padres pueden encontrar desde consejos educativos acerca del uso de los nuevas tecnologías hasta recursos pedagógicos e ideas educativas.

Uno de los asuntos más escabrosos de las relaciones sociales que el alumno va fraguando en el patio del colegio es el del acoso escolar y en este campo, Coral se muestra clara: «Hay que trabajar la igualdad y la aceptación de las diferencias, incluyendo a todos en el grupo sin excepción». Además, explica que los alumnos de Infantil podrían dar lecciones a los adultos en este campo. «Siempre les solemos decir que «Todos somos iguales pero diferentes, diferentes pero iguales».

«De cómo se desarrolle la etapa inicial, depende todo el proceso educativo»