domingo 16.02.2020

Dedicado al grupo de montadores y adorno

Julio Arredondo, nuevo abad de Minerva, brinda su cargo a los todos los braceros de la cofradía
Arredondo (centro) tomó el relevo a José Luis González (izquierda).
Arredondo (centro) tomó el relevo a José Luis González (izquierda).

Julio Arredondo, nuevo abada de la Real Cofradía de Minerva y la Santa Vera Cruz, hizo especial mención de la labor de su grupo de montaje, «el mejor de la Semana Santa de León, con permiso de las demás cofradías, que los años impares es capaz de montar y desmontar la procesión en menos de 24 horas» y brindó su abadía al grupo de adorno floral, a las manolas «y por supuesto a los braceros, sin los que esto sería imposible».

Arredondo juró su cargo en la iglesia de San Martín y tomó el relevo de su antecesor, José Luis González, apadrinado por Clemente Cuevas.

Agradeció inicialmente la presencia en la toma de posesión de familiares y amigos. Se acordó después de Antonio Ardura y Miguel Llamazares, por su influencia en su trayectoria para hacerse papón «y subirme al carro de esta bendita locura».

«Asumo esta responsabilidad desde la humildad, la firmeza y el compromiso «con las procesiones, el Corpus Chico, la Cruz de Mayo, la Exaltación de la Cruz o el fin de semana solidario».

Tuvo palabras de agradecimiento para las hermanas «que enaltecen nuestros cortejos» y el grupo de jóvenes papones «que garantiza el futuro de la cofradía», así como para los responsables de los adornos florales.

Dedicado al grupo de montadores y adorno