sábado 22/1/22

Valora que la deuda y la Ley Montoro del PP, que introdujo una serie de restricciones que impedían al Ayuntamiento invertir en servicios para mantener el municipio con un mínimo de dignidad, ha incidido edn el deterioro de los parques, aceras, firmes y limpieza. El covid llegó cuando las cuentas estaban un poco saneadas, pero «la insuficiente capacidad de gestión del equipo de Gobierno y la burocracia instaurada en el Ayuntamiento impiden que se realicen las inversiones aprobadas. El 80% de las partidas del presupuesto de 2020 no se ejecutó, algo más de 1 millón de euros que podría haber mejorado mucho la calidad de vida de los vecinos a través de arreglos significativos en los barrios», estima. Casi a mitad de año, «seguimos sin presupuesto aprobado».

«Se dejó sin ejecutar 1 M€ de inversión que pudo mejorar la calidad de vida»