lunes 1/3/21
Asuntos municipales

La delimitación de barrios que planea León «arrincona» a Puente Castro

Los vecinos aseguran que el Ayuntamiento les «arrebata terrenos» y les aísla del municipio
Acceso a Puente Castro por la avenida del Alcalde Miguel Castaño. MARCIANO PÉREZ

«Arrinconados». Así se sienten los vecinos de Puente Castro después de ver el borrador que les ha trasladado el Ayuntamiento para informarles de la nueva delimitación «oficial» de barrios que pretende aprobar el consistorio leonés para optimizar, según se justifica en el informe, la prestación de servicios. También se quiere acabar de esta forma con las calles que permanecen en un limbo postal y evitar que haya zonas de sombra en el callejero.

Pero en el documento, que fue enviado por correo electrónico y no se ha podido presentar, como estaba previsto, en las reuniones vecinales, se establecen unos límites que, según denuncian desde la Asociación Aljama, «no se corresponden con los documentos de los vecinos», revela su presidenta Flory Fernández. Pone como ejemplo lo que «ha ocurrido con la calle San Pedro del Castro, que pertenecía al distrito. «O al menos así era. No sabemos en qué momento dejó de pertenecer», puntualiza. «Hay más casos», añade.

Objetivo

El Consistorio pretende optimizar la prestación de servicios con los nuevos límites

Tampoco entienden que se haga en un momento tan delicado, aún con las restricciones activas por la pandemia, que no permiten ninguna reunión de este tipo para tratar el borrador que ha elaborado la concejalía del área y al que se pueden presentar alegaciones. «Hablan de participación ciudadana sin existir y juegan a redactar límites oficiales que dejarán constancia en el tiempo de unos lindes que no se corresponden con la realidad y que no son nada más que distribución de servicios de las distintas áreas municipales. No puede quedar como un borrón en la pérdida de identidad de los barrios más antiguos de León», subraya Flory Fernández, que recuerda como Puente Castro «ocupa parte de La Lastra y la Candamia». Extiende el mapa «hasta el arrabal de Santa Ana, lindando con los ayuntamientos de Villaturiel y Valdefresno». Hoy «nos arrinconan al otro lado del río», puntualiza.

«Nos han ido arrebatando terrenos y luego dirán que por ratio de población no nos corresponden determinados servicios», explica.

Alude al respecto al polideportivo y a los diez años que lleva guardado en un cajón este proyecto, que ahora será redactado de nuevo por el actual equipo de gobierno. «No solo hemos perdido los años de retraso, también la infraestructura inicial y las equipaciones», aclara la portavoz de la Asociación de Vecinos Aljama. Lo mismo ocurre con las diez plazas que se comprometieron para el centro de día y que «nunca se pusieron en funcionamiento». Por eso considera que para los gestores públicos hay barrios de «primera y de segunda».

Si bien, el Ayuntamiento justifica esta medida porque con la delimitación oficial contará «con una herramienta administrativa más sin la cual no sería posible elaborar estadísticas fiables por barrios, como pueden ser las que lleva a cabo la Oficina de Información y Atención a la Ciudadanía sobre las incidencias que realizan los vecinos; tampoco se podría articular la participación ciudadana lanzando consultas vecinales a un barrio o a un grupo de ellos sobre asuntos relevantes para los mismos; ni fijar el ámbito territorial de actuación de los Conceyus cuando estos se constituyan; ni realizar estadísticas precisas por barrio sobre la necesidad, el uso o la calidad de los distintos servicios públicos que informen la posterior toma de decisiones en la gestión municipal; ni llevar a cabo un planeamiento urbanístico ajustado a los barrios. La delimitación precisa y oficial es pues condición necesaria, aunque no suficiente, para optimizar la gestión y avanzar hacia la modernización de León». Así se justifica en el documento remitido a las asociaciones.

La delimitación de barrios que planea León «arrincona» a Puente Castro