martes. 05.07.2022

La mitad de la manzana de casas enmarcada por las calles Fernando I y Alfonso Justiciero ya es un recuerdo. Apenas once jornadas de trabajo después y tras más de 100 bañeras de escombros desalojados, la demolición de los edificios de la primera fase del proyecto que dará paso a la construcción de la Ronda Interior terminaron ayer.

Los trabajadores se afanaron en allanar el terreno que ha quedado donde antes se levantaban nueve edificios. No hay rastro de ellos más que en las fotografías y tan sólo queda pendiente ahora derribar una casa que resta en el triángulo que forma la calle Pelayuelo en el encuentro con La Palomera, pero que quedará para más adelante porque aún hay dos personas dentro.

SEGUNDA FASE

El Ayuntamiento ya adelantó que a primeros de año espera tener finalizado el expropiatorio de la segunda fase, que abarca los edificios más cercanos a la plaza del Espolón, en los que hay aún una treintena de vecinos, según la documentación del expropiatorio. Una vez que se complete este trabajo administrativo, las máquinas harán el mismo trabajo que han hecho en las casas recién demolidas.

El objetivo se centra en que antes de final de año pueda comenzar a trabajar en la ejecución de la Ronda Interior: el vial que comunicará la plaza del Espolón con la calle la Palomera.

Esta arteria desahogará el tráfico de la zona y posibilitara que se peatonalice en paralelo a la calle Carreras y la avenida de los Cubos.

Las demoliciones de la Ronda Interior cierran las obras de la primera fase
Comentarios