martes. 05.07.2022

Derivan a Valencia y León el caso del nonagenario que perdió 700.000 €

Ambas fiscalías determinarán si hay delito de estafa en la privación de las acciones
Cesáreo Jurado, en su domicilio. MARCIANO PÉREZ

La Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado notificó en las últimas horas al nonagenario leonés que denunció haber sido estafado por Bankia y el FROB tras la pérdida de 700.000 euros en acciones, que su caso ha sido derivado a las Fiscalías Provinciales de León y Valencia, para que determinen si se ha producido algún tipo de delito, en cuyo caso se abrirán las diligencias correspondientes.

La comunicación oficial, recibida la semana pasada, explica que se dio registro de entrada el pasado 27 de julio a la comunicación presentada por Cesáreo Jurado Domínguez, haciéndole saber que su escrito «ha sido remitido a la Fiscalía Provincial de León y a la de Valencia, por ser las competentes para el conocimiento de los hechos denunciados por usted». Jurado refleja en el escrito de su denuncia que tiene constancia de la desaparición de 3.634 millones de euros propiedad del Estado, por lo que dirigió denuncia penal contra el FROB, el BFA y el Tribunal de Cuentas «todos con sede en Madrid», Bankia y Caixabank. La intención del denunciante, de 92 años y exletrado de profesión, es oponerse a esta decisión de la Fiscalía General del Estado, aunque para ello esperará a septiembre para dejar pasar el mes inhábil de agosto a estos efectos. El afectado está siendo tratado de fibrosis pulmonar, cardiopatías, hipertrofia prostática e incontinencia de orina. También está ciego del ojo derecho y tiene una grave pérdida de visión en el izquierdo a causa de un glaucoma, y para actuar, está siempre uncido por su nariz a un aparato que le suministra oxígeno. En su relato de la denuncia refleja que la oficina de la capital designó a un asistente especial experto consejero del banco para asistir al denunciante. Por su conducto, éste compró en 26 operaciones un total de 624.500 títulos de Bankia.

Rechazo frontal
El demandante se opone a la decisión de la Fiscalía General del Estado y la recurrirá en septiembre

Según relata, en 2017 Bankia celebró una junta general en la que aprobó una reducción del capital social para ampliar la reserva sociales y un contrasplit por el que cuatro acciones se agrupaban en una, cuyo nominal era la suma del nominal de las cuatro anteriores.

Como las acciones Bankia así amortizadas no se pagaron a los accionistas por su valor real y los denunciados no avisaron al denunciante, perdió 393.750 acciones Bankia, que valoradas a 1,71840 en el último cambio bursátil, suponen un total de 702.450 euros de pérdidas.

Cesáreo es también accionista del BBVA «que me acaba de notificar que en junta general aprobará una reducción del capital social del 10 %», se queja amargamente.

Derivan a Valencia y León el caso del nonagenario que perdió 700.000 €
Comentarios