domingo. 05.02.2023
La empleada había trabajado en los servicios centrales de Caja España en el Alto del Portillo.

El departamento de Recursos Humanos de Caja España-Duero ha suspendido de empleo y sueldo a una empleada de la entidad financiera a la que se vincula supuestamente con una pirámide de inversiones ficticia que podría haber estafado alrededor de dos millones de euros, principalmente a personas vinculadas a la empresa.

El mecanismo de actuación era sencillo. La presunta cabecilla de la trama ofrecía a amigos, familiares y allegados un nuevo producto de la Caja, que en realidad nunca existió, por el que se pagaban unos intereses extraordinariamente altos. Para poder hacer frente al pago de esas cantidades se captaban nuevos clientes, de cuyo capital se iba surtiendo el apartado de beneficios de los primeros inversores. Y así hasta que las cantidades resultaron inasumibles por la propia dinámica del caso.

Fue un empleado de Caja España-Duero el que dio la voz de alarma a sus superiores. La sospechosa, de nombre María C. trabajaba en la sucursal de Michaisa y cerraba los negocios en bares y cafeterías cercanos, en algunos casos incluso sin justificantes, dada la confianza que inspiraba a sus clientes.

Parece descartado que en alguna ocasión utilizara las propias instalaciones de la entidad financiera para cerrar las operaciones, pero sí hay pruebas de que se valió de documentación falsificada de la caja, con membretes copiados. Fue al principio, porque en alguna de las últimas actuaciones incluso consta la utilización de sello, aunque se investiga si era el auténtico de la entidad financiera.

Víctimas en Telefónica. Posteriormente, se decidió su traslado a los servicios centrales ubicados en el Alto del Portillo, donde trabajó como secretaria, hasta que se decidió apartarla de su actividad al aparecer los primeros indicios de sus actividades, que al parecer compartía con su pareja, empleado de Telefónica que a su vez había captado algunos clientes en su empresa para incrementar el mercado.

Los primeros resultados de la investigación datan el inicio de las prácticas desde inicios del 2002 y el cese de las actividades hacia mediados de diciembre.

La investigación se centrará la semana próxima en determinar si la principal sospechosa lideraba la trama o solamente es una pieza subordinada de todo el entramado.

Destapada una estafa de más de dos millones de euros en fondos ficticios
Comentarios