martes 15.10.2019
GESTIÓN DE RESIDUOS

La deuda de Gersul puede crecer otros 9 M€ si no hay acuerdo sobre los recursos pendientes

Las tarifas de los servicios de gestión de residuos serán revisadas, aunque aún no se ha decidido en qué cuantía
Olegario Ramón, José Antonio Diez, Eduardo Morán y Camino Cabañas, ayer en el encuentro en la Diputación. MARCIANO PÉREZ.
Olegario Ramón, José Antonio Diez, Eduardo Morán y Camino Cabañas, ayer en el encuentro en la Diputación. MARCIANO PÉREZ.

Los 23 millones de euros (más los intereses que se van acumulando) que Gersul adeuda a la UTE Legio VII, que gestiona el tratamiento de residuos urbanos en la provincia, pueden incrementarse entre 4 y 9 millones de euros en función de si se llega a un acuerdo sobre las reclamaciones pendientes por parte de la empresa, o si se sigue un proceso judicial, según explicó ayer el presidente de la Diputación, Eduardo Morán. Morán se reunió con los alcaldes de León y Ponferrada, José Antonio Diez y Olegario Ramón, y con la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, en un intento de formar un frente institucional común para buscar una solución efectiva al ya histórico problema de la acumulación de deuda con la concesionaria del servicio de gestión de basuras, y los problemas y fallos del sistema de cobro de los recibos a particulares, empresas e instituciones.

 

Morán ha hecho de la resolución de la deuda con Gersul una de las líneas fundamentales de su mandato. «Estamos trabajando en un problema grave, de gestión de presente y de futuro», señaló el presidente de la institución provincial. Que insistió también en que las soluciones que están estudiándose pretenden encontrar «la que sea menos drástica para los ciudadanos de la provincia».

 

Una solución que previsiblemente pasará por un encarecimiento de la tasa pública: «Seguramente habrá que actualizar las tarifas. Vamos a ver en qué cuantía, de forma que podamos afrontar las deudas que se han generado a lo largo de muchos años». Y una parte importante de esa deuda corresponde a los intereses que genera el retraso. «Cuanto más retrasemos el pago del principal más intereses generaremos, así que nuestra intención es plantear una solución de manera inmediata», destacó el presidente de la Diputación.

 

Aunque no adelantó cuáles son las fórmulas que están estudiándose, porque «esa es la parte en la que están trabajando los técnicos»; sí señaló que una de las posibilidades es la solicitud de un crédito. Una fórmula que ya se intentó anteriormente, aunque no consiguió el respaldo de las entidades financieras.

 

En todo caso, indicó que los técnicos «están analizando todas las posibilidades, y en un tiempo prudente se hará pública la solución elegida». Será cuando se constituya la asamblea de Gersul, de la que forman parte los 211 municipios de la provincia.

 

El plazo fijado por el juez para abonar a Legio VII los 23 millones de euros de deuda expiró el pasado 1 de noviembre, y por cada ejercicio de impago se generan unos intereses de 1,8 millones de euros.

La deuda de Gersul puede crecer otros 9 M€ si no hay acuerdo sobre los recursos pendientes