viernes 3/12/21
UN EMBAJADOR DE LUJO

Lo dice Schuster: la rubia de Laciana está tan buena como la rubia alemana

El exfutbolista prueba la cerveza lacianiega Doce Setenta y lo tiene claro: "Está buenísima. No tiene nada que envidiar a las alemanas".
Schuster  con el responsable del proyecto cervecero Doce Setenta, Juan José Villanueva

"Está buenísima. No tiene nada que envidiar a las cervezas alemanas". Palabra de alemán. Lo dijo el exfutbolista Bernd Schuster después de probar una Doce Setenta, la cerveza de Laciana que se está haciendo con agua de Lumajo y espíritu minero. El flechazo fue inmediato; tanto que desde ahora la "rubia lacianiega" tiene en el germano a un incondicional más. Las últimas pruebas hechas con ese agua de nieve de alta montaña están saliendo mejor incluso de lo esperado y el resultado se ha traducido ya en una cerveza muy rica. Y si lo dice un bávaro de pura cepa como es Schuster… convendremos en que algo sabe de todo esto.

Probó la Doce Setenta en el stand que el Ayuntamiento de Villablino tiene abierto en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y le encantó. "Se pasó por el stand de Laciana, probó nuestra cerveza porque estábamos haciendo una degustación abierta a los visitantes y le gustó mucho al igual que la idea y la filosofía que está detrás de este proyecto", comentó su impulsor, el empresario de raíces lacianiegas afincado en Panamá, Juan José Villanueva.

Promesa de visitar Laciana

Resistirse a los encantos naturales de Laciana y el Alto Sil es imposible. El exjugador alemán de Barça, Real Madrid y Atlético, también sucumbió a ellos tras su paso por Fitur. "No conoce nuestro valle pero prometió visitar Laciana cuando la fábrica esté lista", comentó Villanueva que estaría encantado de convertir a Schuster en embajador turístico de Laciana. "La idea de vincular la mina a nuestra cerveza le pareció muy interesante", añadió para recordar que la factoría de la Doce Setenta se levanta en las antiguas instalaciones mineras de Lumajo, en las proximidades de Villaseca de Laciana.

El exfutbolista en el stand de Laciana en Fitur. DL

Doce Setenta elaborará varios tipos de cerveza pero el producto más genuino de su catálogo será una cerveza especial de la que se pondrán en el mercado únicamente al año 2.000 botellas. En su elaboración se empleará agua de nieve y las viejas galerías de la mina de Lumajo acabarán por definir el producto final. Las primeras nieves que caigan en los picos de la zona a más de 2.000 metros de altura -Lumajo ya está 1.400 metros- se llevarán a la fábrica y con su agua una vez derretida y unas maltas especiales de altísima calidad se fabricará una cerveza artesana. Se embarrilará en viejos barriles de ron y se bajará a la mina, a galerías situadas a doscientos metros de profundidad, donde permanecerá madurando entre seis y dieciocho meses. Esas 2.000 botellas de 75 centilitros serán la joya de la corona.

En su particular catálogo la Doce Setenta tendrá varios tipos de cerveza. Así, contará con una tipo lager, una ipa, también una Pale Ale e incluso proyectan una con chocolate y una negra elaborada con café de Panama, el café Geisha que para muchos es el mejor café del mundo. "Utilizamos lúpulo del Órbigo y producto local desde el minuto uno y también trabajamos con malteros de la zona. Toda la cerveza va a llevar lúpulo de León", apunta Villanueva para subrayar su decidida apuesta por la tierra.

Lo dice Schuster: la rubia de Laciana está tan buena como la rubia alemana