domingo 20.10.2019
Sucesos

Diecisiete leoneses sufrieron este año intoxicación por monóxido de carbono

Diecisiete leoneses sufrieron este año intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono (CO) en lo que va de 2019, según los datos manejados por la Gerencia de Emergencias Sanitarias. El CO es un asesino silencioso que se cobra vidas en los meses más fríos; y fue responsable en 2018 de 148 intoxicaciones en la autonomía frente a las 187 de 2017 atendidas por los equipos de profesionales de la red de Unidades Móviles de Emergencias. En ambos años León (42 y 36) y Salamanca (40 y 35) encabezan la estadística por delante de provincias como Zamora (18 y 21), Valladolid (18 y 16), Burgos (23 y 9), Ávila (20 y 12), Palencia (11 y 13), Segovia (12 y 4) y Soria (3 y 2).


El CO es un gas tóxico, inodoro e incoloro que se produce por la combustión incompleta de los hidrocarburos. Su inhalación puede ser muy nociva para la salud y su intoxicación, que se produce al respirarlo, puede provocar manifestaciones clínicas que van desde una sintomatología inespecífica (como dolores de cabeza matutinos) hasta la muerte.

 

El cuerpo se va quedando sin oxígeno sin darse cuenta. La hemoglobina es la molécula contenida en los glóbulos rojos que lo transporta desde los pulmones hasta los tejidos.

 

La alta toxicidad del monóxido de carbono se debe a que tiene una afinidad por ella 210 veces mayor que el oxígeno. Un gran número de moléculas de hemoglobina captan el monóxido.

Diecisiete leoneses sufrieron este año intoxicación por monóxido de carbono