jueves 26/5/22

La lucha por la secretaría general dejó en un segundo plano la urna en la que se medía la gestión de José Antonio Diez al frente de la de la agrupación local del PSOE en los últimos cuatro años. El líder socialista saldó la votación con una censura del 41,8% y un respaldo del 57,3%, más cinco papeletas en blanco. El porcentaje de respaldo se concretó en 359 votos, lo que supone 14 más de los que obtuvo en la votación para dirimir el liderazgo del socialismo en la capital leonesa. La diferencia se explica desde el prisma de los que votaron como análisis de la labor orgánica su papel como alcalde en este tiempo y la recuperación del poder en el ayuntamiento, sin cuestionar que debe ser el candidato, mientras que en la pugna por el poder de la agrupación entendían que debía dar paso a la persona promovida por el aparato. Fueron los menos. Al final todo se mezcló.

Diez logró más apoyo a su gestión que a la candidatura