miércoles. 17.08.2022

La Diputación considera desleal que la Junta cierre el Criele de San Cayetano

Carrasco muestra su indignación por la decisión de la Consejería y pide que lo mantenga.
El Criele tiene su sede en la capital en el complejo de San Cayetano, propiedad de la Diputación de León.

Sin pelos en la lengua, dejando muy clara su oposición frontal al cierre, posicionándose al lado de padres y personal docente y denunciando «una vez más» la «absoluta deslealtad» de la Dirección Provincial de Educación, de su mismo partido, como pasó en el caso de los colegios de Riaño hace unos meses.

Así reaccionó ayer la Diputación Provincial que preside Isabel Carrasco al cierre del Centro Rural de Innovación Educativa de León, conocido por las siglas Criele, con sede en San Cayetano y por el que al cabo del año pasan muchos niños del ámbito rural para pasar unos días de convivencia fuera de sus casas.

La institución que preside Isabel Carrasco, a su vez presidenta del PP leonés, hizo público ayer un comunicado en el que muestra su «indignación» por la decisión de la Consejería de Educación y le exige que planifique su política a la realidad geográfica de León. «La Diputación provincial viene poniendo a disposición, desde el año 2004, el pabellón Virgen María del edificio San Cayetano y los recursos necesarios para el mantenimiento de los puestos de trabajos de varios profesores, para que realicen la formación que reciben los alumnos que acuden a estos centros», recuerda la nota de la institución provincial.

En el Criele trabajan, según fuentes sindicales, una docena de personas, de las que cinco son profesores adscritos a la Junta. En la provincia de León existen dos centros de este tipo; el otro está en Páramo del Sil, en el Bierzo. El de León se fundó en el año 1996.

En el comunicado de denuncia, la Diputación sostiene que «pese a estar fuera del ámbito de sus competencias», siempre ha considerado que la mejora de la calidad educativa de los alumnos del mundo rural es lo suficientemente importante «como para llevar a cabo el esfuerzo de mantener en funcionamiento este centro». El siguiente párrafo es para señalar que, como con el conflicto de Riaño, se ha enterado por la prensa, lo que considera, «dicho con total claridad por parte de esta institución, una absoluta deslealtad institucional». Aunque no da nombres está claro que los destinatarios son, en primer lugar, la directora provincial, Mercedes Fernández, y por extensión, el equipo de la Consejería.

«Pero siendo esto grave -insiste el comunicado de la Diputación-, mucho más grave se considera desde la institución provincial el abandono por parte de la Consejería de este Centro, abandono que aboca a los alumnos de los colegios rurales de la provincia a perder la posibilidad de ampliar su formación». Precisamente los Cries (Centros Rurales de Educación Educativa), insiste la Diputación, funcionan con «notable éxito» y cuentan con servicios que no tienen en sus colegios, como pueden ser los laboratorios, entre otros.

«Desde la Diputación expresamos nuestra preocupación por la educación de los niños leoneses y exigimos a la Consejería de Educación que lleve a cabo una planificación adecuada de los recursos y que esa planificación se acomode a la realidad geográfica de la provincia leonesa».

«La preocupación e indignación de la institución provincial se extiende también a las últimas decisiones tomadas desde esta Consejería, como la de eliminar la Enseñanza Secundaria Obligatoria en la comarca de Riaño y abocar a los niños a desplazamientos eternos».

«Desde la Diputación que vamos a estar con los jóvenes de la provincia», concluye la nota, que exige también a la Consejería que cumpla con sus compromisos.

La Diputación considera desleal que la Junta cierre el Criele de San Cayetano
Comentarios