jueves. 09.02.2023

La Diputación obvia los avisos del Consejo de Cuentas sobre su gestión

El organismo fiscalizador critica en sus recomendaciones la eficacia y eficiencia recaudatoria
                      Amilivia preside de Cuentas. DL
Amilivia preside de Cuentas. DL

Dentro de un informe que el Consejo de Cuentas titula con el análisis de que «las administraciones que más cumplen» sus recomendaciones «son las diputaciones de la comunidad», León se escapa de este comportamiento. Frente a una muestra que refleja que en 124 de los 186 traslados a estas instituciones y al Consejo Comarcal del Bierzo han sido «aplicadas o tenidas en consideración», la Diputación leonesa se desmarca sin haber dado respuesta en ninguna de las 10 ocasiones a los requerimientos del ente autonómico para mejorar su «eficacia y eficiencia en la gestión recaudatoria».

La Diputación de León, que en cambio sí aplicó una de las recomendaciones y corrigió otras tres sobre «la fiscalización de la implantación y gestión de la administración electrónica», ni siquiera se pronunció cuando el Consejo de Cuentas les avisó de que, «para una mayor eficacia de la gestión recaudatoria, el órgano de recaudación debería incrementar las actuaciones y procedimientos de inspección, verificación y comprobación tributarias».

Aunque no fue el único caso omiso que se hizo sobre el pronunciamiento del Consejo de Cuentas. En su afán de mejorar la gestión, el organismo apuntó a la Diputación leonesa que, «para una más eficaz gestión recaudatoria en vía ejecutiva», tiene que «reducir los plazos en que se dicta y notifica la providencia de apremio».

En la misma línea, el ente autonómico afea que la administración provincial debe «mejorar el grado de recaudación en periodo voluntario de algunos ingresos, como es el caso del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana», conocido como plusvalías, y «las multas y sanciones, ya que este indicador se sitúa muy por debajo de la media de las diputaciones». Pero, como se reseña en el informe, no lo ha hecho, como tampoco ha atendido a la recomendación de que «el responsable del servicio de gestión tributaria y recaudación debería promover la creación de una unidad específica de atención telefónica al contribuyente, así como debería potenciarse la utilización de medios electrónicos y el pago de recibos y liquidaciones a través de la sede electrónica»

La ausencia de respuesta no se repitió en el resto de administraciones leonesas analizadas, como refleja el informe. La Universidad de León corrigió «una de las enviadas y las otras cuatro se han tomado en consideración», como se cita en documento, que reseña que los ayuntamientos de Villaquilambre, Astorga y Ponferrada, atendieron las recomendaciones sobre su seguridad informática o al menos las tomaron en consideración en todos los casos.

El Consejo de Cuentas, presidido por el leonés Mario Amilivia, reseñó además que el grado de cumplimiento de las recomendaciones por parte de la Junta «es inferior al año anterior», con tan sólo un 38% sobre el total.

La Diputación obvia los avisos del Consejo de Cuentas sobre su gestión
Comentarios