domingo. 05.02.2023

La Diputación quiere zanjar el conflicto de Gersul por el canon y los salarios el día 6

El consorcio intervendrá para evitar la huelga si la adjudicataria no presenta alegaciones
                      Instalaciones del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR). M.P.
Instalaciones del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR). M.P.

La Diputación aboga por resolver la amenaza de huelga en el servicio de recogida de basuras que gestiona la UTE Legio VII. Los trabajadores exigen una subida salarial para deponer su actitud y la adjudicataria pide a la institución provincial elevar el canon que cobra anualmente para afrontarlo.Según explicó el presidente del Consorcio de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Gersul), el diputado Santiago Dorado, aún están pendientes de las alegaciones que pueda efectuar Legio VII a la propuesta planteada desde la Diputación cuyo plazo de presentación finaliza el 5 de diciembre.

Dorado admitió que la empresa sí ha remitido una respuesta pero los servicios jurídicos no consideran que ese documento sea una alegación.De modo que si el día 5 la unión de empresas no ha enviado el escrito, el consorcio se reunirá el día 6 (ó 7 si no se puede por ser festivo) para resolver la situación.«Nosotros podemos valorar una subida del canon y estamos de acuerdo en que los trabajadores tengan más sueldo», reconoció, «pero no puede ser una herramienta para que Legio VII saque más beneficio por la subida de sus trabajadores».

El conflicto en el que los trabajadores han servido como ariete esconde la pugna de la Unión Temporal de Empresas concesionaria del servicio, formada por FCC y Urbaser, de hacerse con una revisión contractual que excede de la cantidad necesaria para actualizar las nóminas de los 170 operarios de las plantas de transferencia y del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR), congeladas desde 2013.

La propuesta planteada por el consorcio para la gestión de los residuos, liderado por la Diputación, reconoce el pago de 2,3 millones de euros por la aplicación con carácter retroactivo de las revisiones anuales. Pero las dos multinacionales reclaman más de 4,4 millones para frenar la convocatoria de movilización que amenaza con llenar de basura las calles de los pueblos. La diferencia radica en la interpretación de cada una de las partes de cómo tiene que actualizarse el canon de gestión e inversión, por los que en la actualidad la UTE percibe 11,8 millones cada anualidad.

Gersul, de acuerdo al criterio de los técnicos, defiende que su compromiso es reconocer «el incremento anual de las retribuciones de los trabajadores desde 2013 hasta la finalización del contrato».

La Diputación de León llevará, además, a cabo la disolución del Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos de León, ya que la institución provincial busca cambiar el consorcio de modelo, adscripción y forma de trabajo pero asumiendo a los 170 trabajadores.

La Diputación quiere zanjar el conflicto de Gersul por el canon y los salarios el día 6
Comentarios