sábado 27/11/21
VENTA DE INMUEBLES

La Diputación subasta la finca emblemática de experimentación agraria de San Pedro Bercianos

Con un precio de salida de 338.000 euros, será vendida tras perder el centro de las assaf
Ejemplares de oveja assaf en la finca de San Pedro Bercianos

Tras la pérdida del centro de testaje, selección y reproducción para ganado ovino de la raza assaf, con la decisión de la Junta de centralizar la investigación sobre estas ovejas, en el centro de Toro (Zamora), la Diputación ha decidido finalizar sus estudios sobre la raza y deshacerse de la emblemática finca agraria El Toralino en San Pedro Bercianos. Sacará a subasta este suelo de forma inminente con un precio de salida de 338.000 euros.

Comprado en 1989, este espacio forma parte del conjunto de fincas de experimentación agrícola y ganadera que la institución provincial tiene en marcha desde hace décadas, junto con las de Almázcara y Bustillo del Páramo. La decisión de vender, además, responde a un plan de reorganización de todas estas fincas para racionalizar sus gastos de mantenimiento y reordenar sus usos.

En noviembre, el Pleno acordó iniciar el expediente para la alteración de la calificación jurídica de El Toralino para su desafectación del dominio público, servicio público, como primer paso para poder venderla. En estos momentos el documento se encuentra en fase de información pública.

La finca de San Pedro Bercianos cuenta con una extensión de doce hectáreas de regadío, que han albergado también cultivos experimentales, aunque el principal destino de este espacio fue desde el principio el centro de la raza assaf.

En el programa de la raza assaf se ha empleado durante todos estos años cuatro millones de euros, a través de proyectos de investigación de la Universidad de León, el CSIC, el Instituto Nacional de Investigación Agraria y la Asociación de Ganaderos de Raza Ovina Assaf de León. Ahora, la Diputación quiere venderla pronto para que esté en condiciones, antes de que el aparataje y las infraestructuras con las que cuenta se deterioren.

La institución provincial tiene previsto, además, reorganizar el resto de sus espacios dedicados a la experimentación agraria y ganadera, pero antes aguarda todavía a que la Junta revierta al patrimonio del Palacio de los Guzmanes la finca de Boñar de 15,6 hectáreas.

Allí quiere trasladar, cuando vuelva a ser suya, las cabezas de ganado vacuno de la raza parda alpina que cría en la finca de Bustillo del Páramo. El plan contempla también ir reduciendo progresivamente el número de cabezas de ganado. Como media, alberga alrededor de 150 cabezas, entre nodrizas, de ordeño y bueyes.

Tras el traslado de los animales, el proyecto pensado para esta finca se centra en la siembra de maíz, trigo, girasol y pradera para alimentar al ganado que será trasladado a Boñar.

Estas dos parcelas, ahora en manos de la Junta, fueron adquiridas por la Diputación en los años sesenta y al final de esa década formalizó su cesión al Ministerio de Agricultura.

Con la Dirección General de Ganadería, el Palacio de los Guzmanes había firmado un convenio para la mejora, expansión y fomento de la ganadería en la provincia de León. Allí inició proyectos de investigación y control de la descendencia de la especie bovina y porcina. Y cuando el Estado traspasó las competencias en materia de agricultura y ganadería a la Junta, la finca pasó a manos de la institución autonómica, en 1984. Allí ahora únicamente queda un programa de mejora genética de vacas de raza avileña negra ibérica.

En la finca de Almázcara, la Diputación pretende que la Junta se haga cargo definitivamente de su gestión completa, después de cederla la Escuela de Capacitación y Experiencia Agrarias.

La Diputación subasta la finca emblemática de experimentación agraria de San Pedro...
Comentarios