jueves 14.11.2019

El disputado escaño provincial

Todos los partidos judiciales, a excepción de León, elegirán sus diputados la próxima semana en una pugna reñida, con listas oficiales y críticas, que obliga a las direcciones políticas a encajes casi imposibles.

Números y más números. Son los que desde la noche del 24M echan los aspirantes a ocupar uno de los 25 escaños en la Diputación por los seis partidos judiciales. Avales que precisan para conseguir presentar la candidatura en cada circunscripción, número de concejales que votan en cada una de ellas, apoyos, aspiraciones de los que lograron la alcaldía y los que la perderán por pactos... todo desemboca en la Diputación. Pese a que desde el PP y el PSOE, los partidos con mayor número de representación en la futura Corporación, se habla de «profunda renovación» la realidad con la que pueden encontrarse tras las urnas en los partidos judiciales puede ser bien diferente.

Las direcciones de los partidos apuestan por candidatos ganadores en sus municipios, por alcaldes con un gran contingente de votos, pero afinidades, compromisos adquiridos previos a los comicios para garantizar fidelidades o cuestiones de género pueden también dar al traste con estos objetivos.

Todos los partidos judiciales, a excepción de León, pendiente de la decisión de la junta electoral de zona sobre el escaño que reclama IU en detrimento del PSOE y los consiguientes recursos previsibles, celebrarán las elecciones para elegir sus diputados entre el 15 y el 19. La circunscripción de León, la más numerosa en representación, deberá esperar a la semana del 5 al 9 de julio, un hecho que retrasará la constitución de la Diputación hasta el 15.

El futuro presidente, Juan Martínez Majo, está abrumado con los alcaldes que le han llamado y lo seguirán haciendo para acompañarle en la lista de miembros de la corporación por la circunscripción de León, donde el PP cuenta con seis escaños. De momento, seguro sólo está su antecesor en el cargo y alcalde de

, Emilio Orejas. En este partido judicial, además, el regidor coyantino está obligado a contar con una o dos mujeres, ya que en el resto no aparecen entre las listas de oficiales ni críticos.

La batalla con más consecuencias está en el partido judicial de Ponferrada, con el enfrentamiento entre la propuesta oficial (alcaldes de Puente Domingo Florez, Molinaseca y Páramo del Sil) y reconocidos ‘carrasquistas’ (José Antonio Velasco, Raúl Valcarce y Jaime González).

Tampoco logrará consenso en la circunscripción de Sahagún, con su ya casi ex alcalde Emilio Redondo y el diputado y regidor de Villamol, Lupicinio Rodrigo, en liza, aunque el primero reconoce tenerlo complicado para contar con los avales precisos. En Cistierna, la pugna estará entre los alcaldes de Sabero (quiere repetir como diputado) y Puebla de Lillo (lo fue con García Prieto). Y en La Bañeza la pérdida de mayoría absoluta del alcalde de Santa María del Páramo puede inclinar la balanza hacia el regidor de Santa Elena de Jamuz. En Astorga las espadas siguen en alto.

El líder socialista provincial, Tino Rodríguez, dijo ayer que a la Diputación sólo llegarán alcaldes de menos de 20.000 habitantes y que habrá «una importante renovación». Todos los escaños deberán contar, reconoció, con el visto bueno de la ejecutiva. En el partido judicial de León parte de sus decisiones dependerán de si cuentan finalmente con cuatro o cinco representantes, aunque ya tiene nombres en firme. En el caso de Ponferrada, tienen en marcha una propuesta oficial avalada por la dirección comarcal (ver gráfico), aunque Laciana ya ha alzado su voz y reclama un escaño. Y en la circunscripción de Astorga tres candidatos: alcaldes de Villarejo, Hospital y Santa Marina.

UPL elegirá entre García Bayón y Matías Llorente. Coalición por el Bierzo traerá a Pedro Muñoz. Ciudadanos debe aún elegir su representante e IU espera.

El disputado escaño provincial