domingo 22/5/22

El Consejo de Gobierno de la Junta autorizó ayer el acuerdo alcanzado por la Consejería de Educación y los sindicatos Csif, Stele, Anpe y CC OO por el que, además de garantizar la bajada de los alumnos por aula para el próximo curso, la Administración autonómica se comprometía a reducir el horario lectivo del profesorado: en el cuerpo de maestros se reduce una hora lectiva y en Secundaria y otros cuerpos se asegura una jornada lectiva de 18 y 19 períodos lectivos de forma mayoritaria en dos cursos académicos (2022/2023 y 2023/2024).

A mediados de diciembre, cuando se hizo público el acuerdo, los sindicatos apuntaron que la reducción del horario lectivo, demandada desde los recortes de 2012, «asegura una atención más individualizada, mejorando las condiciones laborales del profesorado y, con ello, la calidad de la educación». Las cuatro organizaciones sindicales firmantes destacaron que el acuerdo suponía un avance que acerca a los docentes «a las 23 horas lectivas demandadas en el cuerpo de Maestros y 17 en Secundaria», que seguirán exigiendo.

En la ESO, 27

El próximo curso el máximo número de alumnos en Infantil y Primaria será de 22

El acuerdo incluye también la bajada de las ratios de alumnos en las aulas en las diferentes etapas educativas, que entrará en vigor durante el próximo curso. El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, dio a conocer esta medida tras el Consejo de Gobierno, para concretar que, a partir de septiembre, se bajará la ratio en Infantil y Primaria de 25 a 22 alumnos; en Educación Secundaria Obligatoria de 30 a 27 y en Bachillerato de 35 a 32. «Esta reducción de ratios tan demandada por el profesorado no solo reduce los conflictos en el aula, mejora la convivencia escolar y el rendimiento académico del alumnado, sino que supone además algo fundamental para las organizaciones sindicales firmantes: el incremento de profesorado para cumplir con estas ratios», señalaron los cuatro sindicatos.

Atención a la diversidad

El Consejo de Gobierno refrendó así el preacuerdo alcanzado el 2 de diciembre entre la Consejería de Educación y las organizaciones sindicales en el seno de la Mesa Sectorial de Educación. En cuanto a la dotación del profesorado por unidad escolar, aumentará en todas las enseñanzas, también en los especialistas para la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, en concreto maestros de las especialidades de Pedagogía Terapéutica, Audición y Lenguaje y Educación Compensatoria.

Además, se mejorará la dotación a los centros rurales agrupados (conocidos como CRA), recogiendo expresamente por primera vez el mantenimiento de unidades con tres alumnos y flexibilizando las ratios de estudiantes por grupo cuando haya varios niveles educativos.

Los docentes tendrán el próximo curso menos clases