lunes 25/10/21
Resíduos

Ecoembes recogió 356.930 kilos de envases, papel y cartón

Depositar basuras en el contenedor ‘que no toca’ está sancionado con hasta 500 euros en San Andrés del Rabanedo
Dos escolares aprenden el uso de los contenedores de colores.

La empresa Ecoembes ha recogido este año 356.930 kilos de envases ligeros, papel y cartón, según los datos de su memoria de los dos primeros trimestres de 2019. El coste de ese material de reciclaje asciende a 54.000 euros y a casi 3.000 euros la factura por la recogida de residuos de grandes electrodomésticos, frigoríficos, sistemas de informática y televisores, que generaron otros 43.000 kilos durante esos seis meses.

Depositar basuras en el contenedor ‘que no toca’ está sancionado con hasta 500 euros en San Andrés del Rabanedo. A pesar de las explicaciones, carteles y dípticos sobre lo que significan los colores aplicados a los contenedores, el año pasado se vertieron equivocadamente 24.000 kilos, que aparecen mezclados con los envases, el papel o las pilas y que luego deben separarse encareciendo el proceso de reciclaje.

En la ordenanza municipal de protección de la convivencia ciudadana y prevención de actuaciones antisociales se prohíbe expresamente el vertido de otros materiales a los contenedores de recogida selectiva. Su incumplimiento genera una sanción, tras los avisos, de 500 euros. Lo que también se ha detectado es el aumento del vertido de armarios, colchones y mesas. La recogida de enseres voluminosos está alcanzando ya a la cantidad de envases que depositan en los contenedores los vecinos de San Andrés para su reciclaje. Según la estadística anual, los muebles suelen generar 204.000 kilos de residuos, frente a los 268.000 de envases. Los inertes o restos de construcción representan, en cambio, la mitad de ese volumen (101.000 kilos).

En conjunto, el reciclaje reporta unos ingresos de 150.000 euros al Ayuntamiento al año. En los contenedores amarillos se recogen 268.500 kilos de envases; en los azules, 441.529 kilos de papel y cartón; en el Punto Limpio, 9.200 kilos de chatarra de hierro, y en los mupi, 3.249 kilos de pilas y acumuladores. Para darle una nueva vida a estos productos o convertirlos en material reutilizable, el Ayuntamiento trabaja con varias entidades y empresas especializadas en la gestión medioambiental de residuos).

Ecovidrio y el Ayuntamiento también pusieron en marcha una campaña hace dos años para incentivar el reciclaje de tarros y botellas en el municipio a cambio de una aportación económica para un parque con aparatos biosaludables. El trueque consistió en que San Andrés recibirá 1 euro por cada kilo de vidrio.

Ecoembes recogió 356.930 kilos de envases, papel y cartón