domingo 13/6/21

La economía sumergida, «preocupación especial»

El Plan de Control Tributario para este año muestra una especial preocupación por el control de la economía sumergida. Y prevé «la extensión de actuaciones a todos aquellos sectores en los que se aprecie una especial percepción de elevados niveles» de este tipo de actividad que escapa al fisco. También «se vigilarán los comportamientos tributarios posteriores a las comprobaciones, con el objetivo de conseguir un ensanchamiento de las bases tributarias de forma permanente en el tiempo».

Los objetivos inspectores de la Agencia Tributaria para 2017 no se centran sólo en la detección de fraudes en el pago del IVA, sino que cuentan con el desarrollo de nuevas herramientas informáticas para reforzar las inspecciones en grandes patrimonios, y la detección de «planificaciones fiscales agresivas» o el uso de sociedades interpuestas. También vigilará a las multinacionales.

La economía sumergida, «preocupación especial»