martes. 28.06.2022
                      DL15P13F3-18-58-16-0.jpg
DL15P13F3-18-58-16-0.jpg

Fernández reseñó que «en zonas de montaña, en las que se tienen tantas restricciones», algunas veces cuando oyen «eco, bio o sostenible» se ponen «de uñas». Estas reticencias se deben salvar con la máxima de que no sea «un turismo que se radicalice», sino en el que «haya espacio para todos: el ecoturismo, el de nieve, pero también para la caza», apuntó el presidente del grupo de acción local Montaña de Riaño, quien incidió en que se quieren diferenciar de Picos de Europa. El portavoz del colectivo reconoció que el verano pasado estuvieron «desbordados». «Se hubiera necesitado incluso el doble para atender a la demanda. Pero se necesita para dos meses y hay que vivir durante 12 meses», subrayó.

«El ecoturismo no se debe radicalizar. Hay espacio para todos»