lunes 25/1/21
Debate educativo

Educación propone ahora dar clase en la biblioteca y en el patio del colegio

El Gobierno deja en manos de los centros la reorganización de los espacios para evitar los contagios
Las aulas, cerradas desde mediados de marzo, no abrirán hasta septiembre, cuando se reanuda el curso. JESÚS F. SALVADORES
Las aulas, cerradas desde mediados de marzo, no abrirán hasta septiembre, cuando se reanuda el curso. JESÚS F. SALVADORES

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, propuso ayer «poner aulas en la biblioteca o al aire libre, bajo el techo del patio», para ampliar los espacios dedicados a dar clase el próximo curso respetando la distancia de seguridad a la que obliga el coronavirus.

«Tenemos que aprovechar el buen tiempo que tiene el país», declaró en una entrevista recogida por Europa Press, aunque dejó en manos de los colegios e institutos la aplicación de estas recomendaciones. En León será difícil habilitar este tipo de espacios en las zonas exteriores de los centros debido a las condiciones meteorológicas adveras. Tampoco será sencillo cumplir con la reducción de las ratios para garantizar la distancia entre los alumnos. De hecho, lo sindicatos han reclamado ya que se amplíe la plantilla en 1.660 docentes solo en la provincia.

Condiciones adversas

La propuesta de Educación tiene un difícil encaje en la provincia, donde el frío apenas da tregua

Son medidas coyunturales, mantiene la ministra: «Confiamos en que llegue pronto una vacuna o un tratamiento. Esto es un ‘arreglémonos como podamos’, mientras el virus esté presente».

También recordó que las autoridades competentes para fijar el horario escolar a partir de septiembre son las consejerías de las comunidades autónomas, y añadió que los planes docentes se readaptarán tras el parón durante el estado de alarma, lo que «no es recortar currículum».

Digitalización

Tras constatar que hay «miles de niños desconectados», el Gobierno firmará un plan de digitalización con las administraciones autonómicas, financiado con fondos Feder, para poder garantizar que cada estudiante tenga un ordenador o una tableta. «La escuela es insustituible. Pero la digitalización es fundamental para los alumnos de hoy».

Preguntada por si las escuelas podían haber abierto antes, respondió que no: «Hacer predicciones hacia el pasado no sirve», y destacó que el 14 de mayo la Sociedad Española de Pediatría advirtió de la dificultad de mantener las distancias entre los más pequeños. Sobre el hecho de que sólo los menores de 10 años puedan ir sin mascarilla al colegio en septiembre, explicó que algunos consejeros pidieron «más flexibilidad» en esta medida, y que su departamento lo trasladará al de Sanidad.

«No hay una raya definida para estos grupos estables convivenciales, que son como familias. Quizás el grupo ideal de 15 alumnos termine siendo mayor», reconoció Isabel Celaá, que ya ha descartado la idea de potenciar la enseñanza virtual frente a la presencial, como deslizó durante la desescalada.

Respecto a los profesores que estén en situación de riesgo, dijo que si alguno considera que «no está controlada su dolencia, tendrá que conectar con prevención de riesgos laborales y, si no puede trabajar, será sustituido».

El curso comenzará como siempre en septiembre y los alumnos desde Infantil hasta cuarto de Primaria no llevarán mascarilla. Los colegios tendrán que establecer igualmente grupos estables de no más de 20 alumnos en estos ciclos. A partir de quinto de Primaria, habrá que reorganizar los espacios para contener al virus.

Educación propone ahora dar clase en la biblioteca y en el patio del colegio