martes 07.04.2020

Educación quiere que se mantengan los resultados de Pisa

La consejera Rocío Lucas espera que las cifras que se den hoy sean al menos positivas

La consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas, aseguró que las pruebas del informe Pisa tienen «plena validez» a pesar de las anomalías detectadas en la prueba de comprensión lectora, por lo que expresó que «no comparte» la opinión de su homólogo de la Comunidad de Madrid de anular la publicación de todos los resultados.


«Cada uno puede decir las aportaciones de considere oportunas», manifestó Lucas en relación a la petición del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, quien el pasado viernes instó a aplazar la publicación de todos los resultados al considerar que están «contaminados».

 

Lucas matizó que, por parte de Castilla y León, el Gobierno autonómico ya pidió explicaciones a Pisa y, tras un análisis de la posible repercusión en el resto de resultados —Matemáticas y Ciencias— por las irregularidades en la prueba de comprensión lectora, determinó que los resultados globales «no estaban afectados».

 

«Por lo tanto, damos plena validez, como siempre ha sido, a una prueba que es seria y fiable», declaró Rocío Lucas, quien no adelantó ningún extremo sobre los resultados oficiales que se publicarán hoy: «Lo deseable es que sean positivos», comentó.

 

De los 79 países y medio millón de alumnos estudiados, los de España serán los únicos resultados que no se podrán conocer sobre comprensión lectora, después de que la OCDE detectara «anomalías» en los resultados de esta prueba.

 

Desde que se realiza el examen (2003), España ha anotado resultados por debajo de la media en todas las disciplinas, pero Castilla y León es una de las comunidades autónomas con mejores resultados en todas las disciplinas, superando en algunos casos el rendimiento de otros países de la Unión Europea como Alemania. La consejera de Educación también quiere poner en valor la posición de Castilla y León en el ámbito de las enseñanzas de régimen especial.

Educación quiere que se mantengan los resultados de Pisa