viernes 24/9/21
Meteorología

La dana también llega a León

León ha registrado 67 rayos de nube a tierra en las últimas horas

Se espera una precipitación acumulada de 15 litros por metro cuadrado en una hora y vientos fuertes con probabilidad de granizo en la Comunidad

lluvia
Las tormentas afectan al conjunto de la Comunidad y la mantienen en situación de alerta. JAVIER BELVER

León sigue hoy en alerta por lluvia fuerte y tormentas que pueden ir acompañadas de granizo y fuertes vientos, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web. En total, son seis de las nueve provincias de Castilla y León, (Burgos, Palencia, Zamora, León, Segovia y Soria) las afectadas.

Se espera una precipitación acumulada de 15 litros por metro cuadrado en una hora y vientos fuertes con probabilidad de granizo.

El aviso es de nivel amarillo, el de menor riesgo, que no afecta a la seguridad de las personas pero sí a la hora de hacer alguna actividad concreta.

La comunidad de Castilla y León registró este miércoles un total de 2.184 rayos que impactaron con el suelo, además de otros casi 6.000 'intranube', según datos de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), que indica también que la estación meteorológica ubicada en Robleda-Cervantes, en la comarca zamorana de Sanabria, recogió a lo largo del día 56 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada.

Según los datos, en el territorio de la Comunidad se registraron 2.184 rayos de nube a tierra, 555 de ellos en la provincia de Soria Soria, 447 en Segovia, 401 en Burgos, 230 en Salamanca, 218 en Ávila, 210 en Zamora, 67 en León, 41 en Valladolid y 15 en Palencia, según los datos recogidos por Europa Press.

La Aemet ha destacado la actividad tormentosa en el área urbana de Zamora, que recibió el impacto de cuatro rayos y registró otros 30 de nube a nube.

En cuanto a las precipitaciones acumuladas durante toda la jornada del miércoles, la mayor cantidad se ha registrado en la estación de Robleda-Cervantes, en la comarca de Sanabria, con 56 milímetros de lluvia (litros por metro cuadrado).

Le sigue Coruña del Conde (Burgos), con 51,2 l/m2; Pedraza (Segovia), con 45,6; Soria capital, con 36,6; y Arcos de Jalón (Soria), con 36.

El paso de la depresión aislada en zonas altas (dana) que ha provocado importantes inundaciones, seguirá dejando lluvias intensas acompañadas de granizo y rachas de viento en amplias zonas de la península.

Inundaciones en media España

Los españoles se durmieron con la ventana abierta para refrescar el ambiente y se despertaron sobresaltados por la caída de miles de rayos y el estallido de un sinfín de truenos. Una depresión aislada en niveles altos (dana, en la jerga meteorológica), no por esperada menos virulenta, irrumpió la madrugada del miércoles y continuó a lo largo del día causando importantes daños en las infraestructuras. La presencia de aire muy húmedo y el calentamiento diurno en la superficie terrestre desató intensas tormentas y rachas fuertes de granizo y viento que se tradujeron en inundaciones de calles y viviendas, coches arrastrados y calles cortadas. La inestabilidad climática provocó el caos en muchas zonas de la Comunidad de Madrid, aunque el temporal se cebó también en Castilla-La Mancha, Navarra, Teruel, Castellón y La Rioja. Salvo Andalucía y zonas del litoral, toda la Península permaneció bajo el asedio de la lluvia, tal y como informa Colpisa.

Para tener una idea de la intensidad de las precipitaciones baste decir que en tan solo tres horas se recogieron 232 litros por metro cuadrado en la estación meteorológica de Alcanar (Tarragona). En este municipio las lluvias torrenciales provocaron una suspensión del suministro eléctrico que afectó a unos 5.500 vecinos. "Hemos estado incomunicados, sin televisión, móviles ni internet. Ahora no sé exactamente cómo estamos", decía alarmado al mediodía de ayer el alcalde de Alcanar, Joan Roig. Según explicó, los bomberos tuvieron que emplearse a fondo para liberar a personas cuyas casas estuvieron cercadas por las aguas.

También en Tarragona, la línea ferroviaria entre Aldea y Tortosa quedó interrumpida como consecuencia de las inundaciones, que obligaron a la Generalitat de Cataluña a poner en marcha planes preventivos en las comarcas de Montsiá y Bajo Ebro.

Casi 10.000 rayos Durante las primeras seis horas del lunes se registraron alrededor de 9.300 rayos en toda España, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que se temía que la cifra se duplicara a lo largo del miércoles.

Lo peor es que las turbulencias proseguirán hoy al desplazarse la situación de inestabilidad hacia los Pirineos, el este y Baleares.

Mientras en la ciudad de Toledo se sucedían los cortes de carreteras, los chubascos arreciaban en el sur de esa provincia dejando anegados garajes y calles. En el pueblo de Burguillos el tamaño del granizo caído se asemejaba a las pelotas de golf. Coches y contenedores de basura aparecieron flotando en la calzada en municipios como Argés, Cobisa, Guadamur o Polán. La nave de Amazon en Illescas perdió parte de su techo por las furiosas rachas de viento.

A la vista de calles repentinamente desbordadas por auténticas torrenteras, los alcaldes de numerosos municipios aconsejaron a la población que no salieran de sus casas. Protección Civil pidió a la población afectada que subiera a las plantas superiores y no se adentrara en aparcamientos ni subterráneos.

En Madrid, varias líneas de Metro quedaron colapsadas, si bien el servicio quedó restablecido a las pocas horas. Parecidos problemas sufrieron los servicios de cercanías de Renfe, en especial las líneas C-3 y C-4.

Las precipitaciones ocasionaron grandes embalsamientos de agua en las calles, circunstancia que condujo al cierre de túneles para evitar que los coches bloquearan el tráfico.

La dana también llega a León