martes 07.04.2020
Economía

El eje tecnológico Valladolid-Burgos relega al polo TIC leonés al tercer puesto autonómico

Las grandes empresas locales apenas acaparan el 10% de la facturación y algo más del 11% del empleo del sector autonómico
El informe del Ecova analiza la transformación digital. B. TONGO
El informe del Ecova analiza la transformación digital. B. TONGO

Es uno de los principales sectores a los que la economía leonesa está fiando su futuro, está compuesto por sedes de grandes multinacionales e iniciativas empresariales locales punteras, cuenta con el referente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y la sede de la Asociación Empresarial Innovadora en Ciberseguridad y Tecnologías Avanzadas,... El ‘polo TIC’ leonés lleva años llenando argumentos y discursos para colocarse como referente más allá del ámbito local, aunque los datos reales sólo a nivel autonómico dibujan un panorama de la innovación tecnológica en Castilla y León claramente polarizado, que pivota sobre Valladolid pero tiene en Burgos su segundo punto fuerte.

La presencia en León del Incibe y la AEI, un Parque Tecnológico fuertemente especializado en este sector y el apoyo de la especialización profesional desde la Universidad y la FP no parecen suficientes para consolidar iniciativas capaces de entrar con fuerza en el ránking de las empresas tecnológicas con más peso en la Comunidad.

Facturación

Las grandes empresas de Valladolid facturan 172 millones de euros por 95,7 de Burgos y apenas 32,5 de León

Así se deduce del Observatorio de Economía Digital de Castilla y León que ayer presentó el Colegio de Economistas de Valladolid (Ecova). Que realiza un análisis general de la inversión y el desarrollo del sector tecnológico, así como de la posición de la autonomía en el reto de la transformación digital. Pero deja también clara la realidad empresarial y la pujanza emprendedora de cada provincia en el mercado innovador y laboral de las nuevas tecnologías.

Realidad tic polarizada

El escenario del sector de las tecnologías de la información y la comunicación en Castilla y León queda claramente definido a través de parámetros como la distribución de las iniciativas entre las sociedades con peso relevante en el tejido económico, el volumen de facturación que generan y el empleo que son capaces de crear.

Al igual que ocurre en otros sectores y en el conjunto del ámbito económico, el eje Valladolid-Burgos gana fuerza en el terreno del desarrollo empresarial e industrial tecnológico. El informe del Ecova analiza la distribución de las empresas TIC más importantes de Castilla y León, utilizando el ránking de las 5.000 mayores empresas de la autonomía. «Valladolid acapara casi la mitad de las empresas tecnológicas más importantes, un 48%; seguida ya de lejos por Burgos, León y Salamanca, con el 14,5%, 12.5% y 10,5%» respectivamente. Es decir, entre las tres provincias suman un 37%. Segovia, Palencia, Zamora y Soria apenas suman una pequeña parte del tejido empresarial tecnológico.

Contabilizadas en número, Valladolid cuenta con 23 de las grandes empresas tecnológicas autonómicas, seguida de Burgos con 7, León con 6, Salamanca con 5, Segovia con 3, Palencia con 2 y una en zamora y otra en Soria.

A la hora de analizar la facturación, la concentración del polo tecnológico más potente es aún más evidente. Valladolid acapara casi el 53% del volumen de ventas de las empresas tecnológicas más importantes, y Burgos aporta otro 30%. Entre las dos, el 83% del total. León genera menos del 10% de la facturación del sector autonómico (un 9,96%), y Salamanca otro 4,12%.

El eje tecnológico Valladolid-Burgos relega al polo TIC leonés al tercer puesto autonómico