domingo. 03.07.2022
Según reconocen responsables de la seguridad del Estado y de los principales ministerios afectados, los consultores de Interior y Transportes desde el inicio apuntaron a que la convocatoria de la casi desconocida Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías no iba a tener una «afectación importante» (sic) en las comunicaciones y en la distribución, puesto que el «paro nacional indefinido» no contaba con el respaldo del Comité Nacional del Transporte por Carretera que es el que agrupa a las grandes confederaciones y asociaciones, informa Colpisa. Los informes que llegaron durante la primera quincena de marzo a Moncloa, a Interior o al Ministerio de Transportes no se tomaron demasiado en serio la huelga de la plataforma, según explican diversos especialistas policiales. El Gobierno, ahora, promete mano dura y represión policial. E

El Ejecutivo ofrece dureza en la represión