jueves 09.07.2020
Patrimonio

La empresa que reforma San Marcos espera finalizar la obra en agosto

Según esta previsión, la dirección de Paradores confía en abrir el hostal antes de fin de año
Detalle de la fachada frontal de San Marcos. MARCIANO PÉREZ
Detalle de la fachada frontal de San Marcos. MARCIANO PÉREZ

Los plazos para la finalización de la reforma de la primera fase de San Marcos ya encuentran acomodo en el calendario; agosto es el mes, según los cálculos que la empresa que acomete la intervención le ha trasladado a la dirección de Paradores.

Este nuevo encaje supone que el Hostal podría recuperar la actividad antes de que acabe 2020, tres años después de que se produjera el cierre del establecimiento para acometer el proceso de renovación. Por la estimación de la compañía que acomete la reforma se arma este cálculo que anima a los responsables de la red de Paradores a ver factible que San Marcos pueda despedir el año con las puertas abiertas. El límite de entrega de la obra es condición indispensable para que se pueda llegar a cumplir la segunda fecha, según admiten fuentes de la dirección de Paradores.

Si la rehabilitación del edificio histórico que alberga el Parador de San Marcos depende de cálculos de aproximación en el calendario, la continuidad de la segunda fase, que supone la disposición presupuestaria de más de cerca de treinta millones de euros para levantar un edificio de nueva planta y devolver la oferta hostelera, turística y de hospedaje sobre el límite que soportaba el Hostal hasta su cierre en diciembre de 2017, resulta ahora una utopía. En medio de la crisis sobrevenida de la pandemia, ninguna de las partes interesadas directamente en completar la reforma hasta el volumen de negocio que representaba el Parador de León se atreve a acotar planes a corto o medio plazo.

Si la empresa que realiza la reforma acierta con la estimación de fechas que le ha trasladado a Paradores para entregar la obra, se abrirá un periodo de dos meses para amueblar y acondicionar el interior. Y antes de fin de año, medio centenar de habitaciones completará el patrimonio máximo que el Hostal podrá poner en ese mercado que lo recuerda por la dosis de excelencia y la catalogación se establecimiento de lujo. Para entonces ya se habrán avanzado soluciones para el colapso laboral al que se enfrenta ahora la plantilla. Sin actividad y tras dos años de erte.

La empresa que reforma San Marcos espera finalizar la obra en agosto