jueves. 30.06.2022

El presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León advirtió ayer del problema que supone en el sector el incremento de costes de los suministros y las materias primas que se vive desde el pasado año, y de que con los reales decretos habilitados actualmente por el Gobierno las empresas de la comunidad «solo» recuperarán «un 40 por ciento» de los 150 millones de sobrecostes que han sufrido.

Enrique Pascual señaló que 2021 fue un año «bueno en volumen» de licitaciones y adjudicaciones en el conjunto de la Comunidad, por encima de las cifras de 2020 y 2019, pero «malo en precios» a causa de la «excepcional subida de precios de materias primas».

Los costes de las obras aumentaron una media del 20% entre el momento de la contratación y el de la adjudicación. Y los reales decretos habilitados de urgencia por el Gobierno establecieron una revisión extraordinaria de precios para poder compensar al sector.

Pero, según los datos de la Cámara de Contratistas, tal y como están planteadas esas medidas el sector «solo va a poder recuperar el 40% de los sobrecostes», porque la «principal fuente» del alza de los costes, que es la subida del precio de la energía, «queda fuera». Pascual insistió en que el alza de costes de las materias primas, que supone a su juicio «un bosque ardiendo», puede «tumbar» al 20% del sector. «Y si somos torpes con las medidas, será el 30%».

Una de las consecuencias de los sobrecostes es que se ha incrementado el porcentaje de obras públicas que han quedado desiertas, tanto en 2021 como en los primeros meses de 2022, pues las empresas consideran que los precios de licitación son demasiado bajos y abordar los proyectos les obligaría a dar pérdidas cuantiosas.

Así, mientras en 2019 y 2020 el porcentaje que quedó desierto no llegó al 1%, en 2021 ya se ha situado casi en el 3% (2,94), pues de las 4.048 obras abiertas no tuvieron adjudicación un total de 120.

Las empresas sólo recuperarán un 40% de los sobrecostes que han asumido
Comentarios