martes 24/5/22

La Policía Local de Siero, en Asturias, resolvió la desaparición de una mujer de origen argentino con familia en Sahelices de Sabero, cuya pista se perdió en León hace 25 años, donde trabajaba en las oficinas de Renfe.

Los agentes confirmaron que su identidad coincidía con la de la mujer de 68 años encontrada el pasado fin de semana sentada en el suelo de su domicilio en la urbanización de La Fresneda desorientada y deshidratada.

La familia de la mujer había denunciado en el año 1995 el “abandono repentino” de la mujer cuando residía en León y, a lo largo de estos veinticinco años, los investigadores han seguido varias hipótesis sobre su paradero. Un hermano de la aludida barajó la hipótesis de una adicción al juego o la de los problemas económicos derivados de esa práctica para sustentar lal causa de su desaparición, pero no se había vuelto a saber de ella.

También se llegó a barajar la posibilidad de que hubiera muerto ahogada tras el hallazgo del cadáver de una mujer en la costa cántabra en 2001, pero los análisis de ADN permitieron descartar que se trataba de la desaparecida en León.

La historia de la desaparecida arranca en Argentina, donde nació en 1952 en la ciudad de Quitilipi (provincia del Chaco), a donde habían emigrado sus padres, originarios de la montaña oriental. Allí cursó la carrera de Magisterio y empezó a ejercer como maestra, pero era muy joven cuando en 1973 regresó a España con su familia.

Los vecinos de la urbanización de La Fresneda, en Siero, alertaron este pasado fin de semana a la Policía Local de que llevaban varios días sin ver a una de sus vecinas que vivía sola.

Los agentes se desplazaron hasta la vivienda el pasado sábado sobre las 8:40 horas y tuvieron que forzar una de las ventanas para que los facultativos del Servicio de Salud del Principado pudieran acceder al interior ya que el inmueble estaba cerrado por dentro con llave.

La Policía pudo comprobar que la mujer se encontraba consciente, sentada en el suelo, sin poder moverse, desorientada y con un cuadro de deshidratación aguda, según informó ayer el Ayuntamiento de Siero. La mujer fue trasladada en una ambulancia del Servicio de Salud del Principado hasta el Hospital Universitario Central de Asturias donde permanece ingresada con pronóstico reservado. Su caso fue comunicado a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Siero para su seguimiento y asistencia.

Los agentes intentaron obtener información sobre la identidad de la mujer, pero su estado de desorientación se lo impedía, por lo que tuvieron que realizar numerosas gestiones para tratar de localizar a sus familiares más cercanos.

Finalmente, la Policía Local logró identificar a la mujer, de 68 años, que no figura como empadronada en Siero. Sus familiares agradecieron personalmente ayer el esfuerzo de la Policía Local de Siero en coordinación con la Policía Nacional.

Encuentran en Asturias a una leonesa desaparecida desde hacía 25 años