lunes 23.09.2019
RADIOGRAFÍA SOCIAL

El envejecimiento de la población dispara casi un 30% la atención médica a domicilio

Los profesionales sanitario se desplazan de media cada día a 44 viviendas de pacientes que demandan cuidados
Una paciente recibe atención sanitaria en su domicilio. JESÚS F. SALVADORES
Una paciente recibe atención sanitaria en su domicilio. JESÚS F. SALVADORES

Cada día, los servicios sanitarios de Atención Primaria atienden a 44 pacientes en sus domicilios. La cifra puede parecer escasa frente a las 8.937 consultas también diarias que se efectúan de media en los ambulatorios, pero el dato revela las nuevas necesidades médicas que plantea el envejecimiento poblacional.


De hecho, la asistencia en las viviendas de los enfermos se disparó el año pasado un 27%, con 1.636 visitas más que efectuaron los médicos a los domicilios, 2.906 las enfermeras y 12 más los pediatras. Un crecimiento que cobra mayor sentido al haber disminuido en 10.413 el número global de consultas en los centros de salud en ese periodo respecto a 2017, según los datos facilitados por la Junta. El área de medicina de familia de los consultorios gestionó el año pasado 25.938 consultas menos, el área de enfermería perdió 40.733 y pediatría, 9.944.

 

Así que mientras la demanda que atendieron los ambulatorios leoneses en 2018 se recortó, las peticiones sanitarias a domicilio crecieron. La falta de movilidad, las pluripatologías y la cronificación de algunas enfermedades favorecieron el incremento de la asistencia domiciliaria, según estiman los sanitarios.

 

La radiografía demográfica de León muestra que por cada 100 menores de 16 años se contabilizan 231 mayores de 64 años, es decir, el índice de envejecimiento alcanza el 231%, según el Instituto Nacional de Estadística. Además, emerge solo por detrás de Zamora como la provincia con mayor número de octogenarios y nonagenarios de Europa.

 

Una característica que también se aprecia en el aumento de las urgencias de Atención Primaria, que se incrementaron en 61.567. De los 3,7 millones de visitas realizadas por los profesionales de sanidad en 2018, la mayoría (3,2 millones) se efectuaron en las consultas de médicos, enfermeros, pediatras y otros profesionales y 71.858 se realizaron a los domicilios.

 

Por otro lado, la senectud no solo afecta al aumento de los requerimientos médicos de los pacientes leoneses, sino que golpea directamente también a la plantilla del personal sanitario. La jubilación en la próxima década de más de 860 facultativos de los 1.876 que están en activo en la provincia dibuja un futuro poco halagüeño sobre la capacidad de cuidados a la población, y se agrava por la falta de profesionales para cubrir algunas plazas, sobre todo en medicina de familia y en el medio rural.

 

También, por el déficit que ya existe en León de médicos públicos activos: 309 por 100.000 habitantes, frente a los 472 de Valladolid o los 426 de Salamanca. De hecho, la provincia se sitúa a la cola de la estadística autonómica en esa materia. Los datos proceden de un estudio realizado por el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, que alerta de la necesidad de tomar conciencia del problema para adoptar medidas que garanticen la viabilidad y calidad del sistema sanitario a corto plazo. El 46% de los médicos en activo de la comunidad ya posee 55 años o más.

 

En el caso de El Bierzo, de los 1,7 millones de visitas efectuadas por los profesionales de Atención Primaria, 33.827 se realizaron a domicilio. Los médicos de familia atendieron en los ambulatorios a 797.000 personas, las enfermeras a 567.000 y los pediatras a 87.608. Las urgencias se elevaron a 205.094, según los datos de actividad asistencial de la Junta.

El envejecimiento de la población dispara casi un 30% la atención médica a domicilio