domingo. 27.11.2022

undefined

La EPA constata la lenta reactivación del mercado laboral en León, aún castigado por la crisis generada por el covid. Según los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística, León cerró 2021 con 9.100 personas ocupadas más que hace un año. No alcanza niveles prepandemia -hay 177.800 personas que se encuentran desempeñando alguna actividad económica, ya sea de forma asalariada o como trabajador independiente, frente a las 168.700 que había un año antes y los 180.500 del año precovid- y el número de parados ha pasado en un año de 23.200 a 23.800, es decir, que hoy hay 600 personas más en las listas del Ecyl.

Por otro lado, la recuperación del mercado laboral también se ha traducido en la tasa de actividad, que durante los últimos trimestres se encontraba en la cola absoluta de España. 

En esta ocasión, León tiene la quinta peor tasa de actividad de España (51,34%), sólo por encima de Asturias, Lugo, Zamora y Orense.

Según la EPA, la provincia cerró el ejercicio con 9.700 personas activas más que el año anterior y 12.500 inactivos menos que en 2020.

En cuanto a los datos autonómicos, Castilla y León cerró 2021 con 12.000 empleos más que el 2020, hasta los 988.600 ocupados, y 14.500 desempleados menos, hasta los 113.900, que dejan la tasa de paro en esa comunidad en el 10,33 por ciento, tres puntos menos que la media nacional.

Según la Encuesta de Población Activa, la tasa de paro masculina se situó en la comunidad en el 8,86 por ciento y la femenina en el 12,04 al final del 2021.

Castilla y León acabó el 2021 con la séptima menor tasa de paro del conjunto autonómico, en una clasificación que lideraron País Vasco, con el 8,43, y Aragón, con el 9 por ciento, y que cerraron Andalucía, con un 20,18 por ciento, y Canarias y Extremadura con un 18,94 por ciento ambas.

Y con esos 988.600 ocupados, Castilla y León concluyó el 2021 con una tasa de actividad del 54,31 por ciento, por debajo de la media nacional que fue del 58,65; y la tercera más baja del conjunto nacional, sólo por detrás de Asturias y Galicia.

En el conjunto nacional, el mercado laboral generó 840.700 puestos de trabajo durante 2021, la mayor creación de empleo registrada desde 2005, hasta rozar los 20,2 millones, el mayor nivel en trece años; y el desempleo se redujo en 615.900 personas en los últimos doce meses, el mayor recorte desde mediados de 2017, hasta cerrar en los 3,1 millones de parados y recortar la tasa de paro hasta el 13,33 %, la más baja desde 2008.

Al final del 2021, de acuerdo a los datos de la EPA, Castilla y León tiene 52.500 hombres en el paro y 540.500 ocupados, con tasas del 8,86 de desempleo (11,79 nacional) y 59,31 de actividad (63,65); y 61.300 mujeres buscando empleo, el 12,04, y 448.100 ocupadas, con una tasa de actividad del 49,46 por ciento (53,93).

Por provincias, la mayor tasa de paro de la Comunidad la anotó a final del 2021 la de Ávila, con un 15,32 por ciento, con un 11,80 en León y el 11,45 en Salamanca.

El resto de provincias se situaron por debajo de la media regional, ese 10,33 por ciento, con un 6,99 en Soria, la segunda menor nacional sólo por detrás del 6,55 de Guipúzcoa.
Valladolid y Zamora cerraron con una tasa de paro del 8,47; con un 9,47 Palencia, y el 10,03 Burgos y el 10,10 Segovia.

La Fele pide prudencia ante los datos

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al último trimestre de 2021 reflejan un incremento del número de parados en la provincia de León respecto al año 2020: 600 personas más en 2021, hasta situarse en las 23.800 personas en situación de desempleo en la actualidad.  Respecto al número de ocupados, crecen en 9.100 personas (177.800 frente a los 168.700 del pasado ejercicio), recordó la Fele en un comunicado.

Con estos datos, la tasa de paro desciende hasta el 11,8% y la tasa de actividad crece hasta el 51,34%, casi tres puntos respecto al cierre del año 2020. Pese a este crecimiento de la tasa de actividad, León aún ocupa los últimos puestos del país en este parámetro, un indicador del envejecimiento y pérdida de población que padece la provincia. 

"En este contexto, la prudencia debe seguir imperando debido a que la evolución sanitaria sigue marcando la actividad económica con cierta incertidumbre Elementos contrarios a la estabilidad que tanto necesitan las empresas de la provincia", añade.

"Es necesario además que los mecanismos de protección del empleo y de flexibilidad que se han adoptado en el marco del Diálogo Social sigan manteniéndose en el tiempo para impulsar la recuperación económica", subraya la patronal. 

También la colaboración entre empresas y administraciones. Líneas de trabajo que deben seguir intensificándose en este ejercicio que comenzamos y que van a permitir afrontar la reactivación económica con más garantías. 

"Para apoyar e impulsar esa reactivación de nada sirve seguir poniendo trabas a la actividad económica. La pandemia aún no ha llegado a su fin, lo que unido al incremento de los precios de las materias primas, de los costes laborales y de un posible nuevo incremento del salario mínimo, no hará sino desaparecer a miles de autónomos, empresas y empleos". 

Más allá de las medidas específicas para contrarrestar los efectos de la crisis por el covid-19, la Fele "sigue reclamando una vez más que se atiendan las necesidades especiales de la provincia de León (despoblación, reindustrialización, infraestructuras…) y que se aborden con la máxima urgencia entre todos los agentes implicados".

En este sentido, Fele confía en que tras las elecciones que se celebran el próximo mes, "se cumplan todos los compromisos lanzados por los representantes políticos no solo durante estas fechas de precampaña, sino con todos aquellos adquiridos en los últimos años y que todos los leoneses esperan ver hechos realidad". 

La reacción de la Fele

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) ha destacado este jueves que durante el pasado año la tasa de paro descendió en León hasta el 11,8% y la tasa de actividad creció hasta el 51,34%, casi tres puntos y 9.100 personas más respecto al cierre del año 2020, según ha analizado tras conocerse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre.

"Pese a este crecimiento de la tasa de actividad, León aún ocupa los últimos puestos del país en este parámetro, un indicador del envejecimiento y pérdida de población que padece la provincia", ha puntualizado la patronal leonesa.

Y todo a pesar de que los datos de la EPA correspondientes al último trimestre de 2021 reflejan un incremento del número de parados en la provincia de León respecto al año 2020 de 600 personas más, hasta situarse en las 23.800 personas en situación de desempleo en la actualidad.

En este contexto, Fele ha apuntado que la prudencia debe seguir imperando debido a que la evolución sanitaria sigue marcando la actividad económica con cierta incertidumbre, "elementos contrarios a la estabilidad que tanto necesitan las empresas de la provincia".

"Es necesario además que los mecanismos de protección del empleo y de flexibilidad que se han adoptado en el marco del Diálogo Social sigan manteniéndose en el tiempo para impulsar la recuperación económica", ha añadido Fele.

También ha solicitado la colaboración entre empresas y administraciones, así como que las líneas de trabajo se sigan intensificándose en este ejercicio para permitir afrontar la reactivación económica con más garantías.

La asociación empresarial ha apunado que para apoyar e impulsar esa reactivación de "nada sirve seguir poniendo trabas a la actividad económica" ya que la pandemia aún no ha llegado a su fin, lo que unido al incremento de los precios de las materias primas, de los costes laborales y de un posible nuevo incremento del salario mínimo, "no hará sino desaparecer a miles de autónomos, empresas y empleos".

Por todo ello, más allá de las medidas específicas para contrarrestar los efectos de la crisis por la Covid-19, Fele ha seguido reclamando una vez más que se atiendan las necesidades especiales de la provincia de León (despoblación, reindustrialización, infraestructuras…) y que se aborden con la máxima urgencia entre todos los agentes implicados.

En este sentido, Fele ha confiado en que tras las elecciones autonómicas que se celebran el próximo mes, se cumplan todos los compromisos lanzados por los representantes políticos no solo durante estas fechas de precampaña, sino con todos aquellos adquiridos en los últimos años y que "todos los leoneses esperan ver hechos realidad". 

La EPA confirma la reactivación del mercado laboral en León