lunes. 05.12.2022

La odisea de los erasmus de León en Italia. Alquileres por las nubes y vetados por ser españoles

La Oficina de Relaciones Internacionales de la ULE atiende a los afectados y les ayuda a gestionar cada caso
undefined
Decenas de jóvenes españoles Erasmus han denunciado la imposibilidad de encontrar alquiler en varias ciudades italianas, lo que les ha obligado a dormir en estaciones de tren, en la calle y en las facultades. NAHIA PECIÑA

La desesperada situación de los estudiantes españoles que no logran una vivienda en Italia para poder alojarse durante los meses que estarán de Erasmus también afecta a los universitarios de León, sobre todo a los que tienen como destino universidades del norte de la península Itálica. Los chicos que se han puesto en contacto con la Oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad de León, desde donde se gestionan y organiza el programa Erasmus, señalan que les han llegado a ofrecer una habitación compartida por 800 euros, que no hay oferta o la poca que hay está muy lejos de las facultades y que también han les han negado el contrato de un piso y rechazado por ser erasmus y españoles. 

Los alumnos que han tenido problemas se encuentra en Bolonia (una de las ciudades universitarias por excelencia), Padua y Perugia y hacen su erasmus desde las facultades de Económicas e Industriales. A pesar de que algunos van para todo el curso, también se han encontrado con problemas a la hora de conseguir un alojamiento pese a ser por un largo periodo, que habitualmente suele dar más garantías a los arrendadores.

«Hay alumnos que otros años han tenido que renunciar a la beca porque no han encontrado nada y no han podido asumir los altos costes», explica el vicerrector de Internacionalización, Roberto Baelo, quien confía en que este año no se dé esta circunstancia y critica y considera «desagradable» el hecho de que se vete a los universitarios leoneses por ser erasmus españoles. 

La Oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad de León comienza a realizar reuniones informativas con los alumnos a los que se les ha adjudicado una plaza eramus a partir del mes de abril para que «vayan preparando su movilidad». «Se les recomienda que vayan mirando ya alojamientos, pero que no firmen nada hasta que no vean el piso, que tienen que cerciorarse de lo que van a alquilar para evitar que les estafen y, también, si pueden, que vayan con antelación y se alojen previamente en un hotel o un hostel, para decidir qué alquilarán para pasar su estancia erasmus», indican desde Internacionalización. 

De momento, a la media docena de alumnos que han contactado con la oficina para relatarles los problemas que han tenido para encontrar alojamiento en sus ciudades de destino, ya se les ha comenzado a gestionar algunos contactos para que les ayuden a encontrar piso o residencia. 

El primer paso ha sido remitirles a alumnos de la Universidad de León que ya estaban allí y también con algunos que han estado en cursos anteriores para que les indiquen o les aconsejen qué deben hacer o cómo hacerlo, además de que «muchas casas se heredan», en relación a que unos estudiantes dejan su vivienda ya pactada con otro conocido. Además, les han remitido a la Erasmus Student Network, la asociación de estudiantes con más fuerza para que también se apoyen en ella a la hora de encontrar un alojamiento. En función de cada caso se está aconsejando a los alumnos qué hacer y cómo actuar para evitar que tengan que renunciar a su beca porque no encuentran dónde vivir durante su estancia en Italia. Mientras, desde la oficina, continúan atendiendo y dándoles su apoyo desde León.

Decenas a nivel nacional

A nivel nacional son decenas los españoles que a lo largo y ancho de Italia se han sentido discriminados en las inmobiliarias por ser erasmus españoles y que no han encontrado alojamiento por la escasa oferta y los precios abusivos. Fuentes del Ministerio de Universidades ya han comenzado a recopilar información sobre estos a través del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación y muchas universidades como la de León está gestionando la atención de sus alumnos para evitar que pierdan la beca o se queden definitivamente sin un alojamiento.

Sólo desde Vegazana y Ponferrada partirán este curso medio millar de alumnos con una beca de movilidad internacional. Italia, por el idioma y la cultura, es uno de los destinos más demandados —seguida de Portugal— por los universitarios leoneses, de hecho, son un centenar los que a lo largo de este curso estudiarán allí en varios turnos.

En León guían a los alumnos y se les asigna un padrino

Ante los problemas que puedan surgir para conseguir un alojamiento a los estudiantes extranjeros que cada año llegan a León, la Universidad de León les ayuda ofreciéndoles además de las residencias universitarias que existen en la ciudad, el Programa Vivienda con el cuenta la institución académica, una bolsa de pisos a la que pueden acceder para escoger el que mejor se adapte a sus necesidades. Pero a mayores, desde la Oficina de Relaciones Internacionales se asigna a cada alumno que llega de otra institución extranjera a un padrino o una madrina. Se trata de un estudiante de los últimos cursos de grado que harán de guía para el erasmus que llegan a la Universidad de León, que si es necesario le acompañará en la búsqueda de un piso, le mostrará la ciudad y sus recursos o le ayudará en todo lo que precise, incluidos los problemas con el idioma.

Desde la institución leonesa señalan que los erasmus valoran positivamente este acompañamiento, que les permite hacerse con una ciudad y una universidad que no son la suya y en la que pasaran, al menos, medio año. Este primer semestre del curso llegarán a los campus de Vegazana y Ponferrada cerca de 300 estudiantes, la mayoría de ellos, precisamente, italianos, con casi un centenar. Al igual que los españoles, son los estudiantes de las ramas de Económicas los que más movilidades hacen, seguidos de los humanistas de Filosofía y Letras y los futuros ingenieros.

La odisea de los erasmus de León en Italia. Alquileres por las nubes y vetados por ser...
Comentarios