martes. 05.07.2022
Concentración en el Hospital del Bierzo. DL

Decenas de sanitarios volvieron a concentrarse ayer frente al Hospital de León para protestar por el decretazo de la Junta que puede afectar a permisos, vacaciones, licencias, jornadas de trabajo, turnos y descansos o modificación de guardias. «Es un decreto militar y pisotea nuestros derechos como trabajadores», arguyó el representante de UGT, Alfonso Rodríguez, quien remarcó que la Junta presentó el documento un fin de semana a pesar de que había quedado con los sindicatos al lunes siguiente para negociar un acuerdo. «La Consejería de Sanidad intenta engañar diciendo que el decreto es la única vía para hacer los cambios, pero no es así, puede recurrir a una norma o una instrucción, porque cuando se acabe el estado de alarma serán reversibles, con el decreto puede tener consecuencias en el futuro».

Los representantes de los sanitarios insistieron en que es preciso sentarse a negociar, y reclamaron a Mañueco una «negociación democrática». Los seis sindicatos médicos que integran la mesa sectorial de Sanidad — Satse, Csif, Cesm, UGT, CC OO y Usae— amenazan con endurecer sus protestas si Mañueco no revierte la situación. «No tenemos ninguna línea roja para negociar si el decreto se retira», señaló Rodríguez, tras señalar que los trabajadores del sistema de salud están «cansados, cabreados y enfadados» porque desde la Junta no se escuchan sus reivindicaciones. La concentración silenciosa de ayer también fue secundada por los sanitarios de la comarca del Bierzo en el Hospital y en diferentes centros de salud.

«Es un decreto militar, pisotea derechos»
Comentarios