lunes. 05.12.2022

«El reto es que las ayudas lleguen realmente a los ciudadanos, y hacerles ver que estas medidas no son un gasto, sino una inversión. Que invertir en eficiencia energética es atractivo no sólo en términos ambientales, sino también económicos. Y que hay empresas que estamos preparados para acompañarles en todo el proceso, desde el asesoramiento sobre la obra hasta la financiación. De hecho en BBVA contamos con un préstamo exclusivo para las comunidades de propietarios». Para San Millán, «la concienciación de los ciudadanos es la principal dificultad para incorporar la sostenibilidad, hay que hacerles ver que es necesario, tanto para mejorar su calidad de vida como para revalorizar sus viviendas. Pero además es necesario un esfuerzo por parte de todos los implicados, tanto el sector público como el privado, para facilitar a los ciudadanos todo este proceso. La complejidad de llevar a cabo una actuación integral de rehabilitación y la dificultad para conocer y solicitar las ayudas existentes y los permisos necesarios, así como la financiación que requiere, puede suponer un obstáculo para tomar la decisión de acometer las obras. Sería fundamental promover fórmulas de participación público-privada, con el desarrollo de consorcios o figuras similares, para facilitar estos procesos. Hay que entregar proyectos llave en mano, que incluyan todo».

«Es fundamental promover fórmulas de participación público-privadas»
Comentarios