martes. 29.11.2022

El presidente de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de León, la Felampa, Arsenio Martínez, defiende el paso dado por el Consejo de Ministros que ha puesto blanco sobre negro «algo que han hecho siempre los docentes». «Los maestros y profesores no van a aprobar a un alumno con suspensos, porque eso sería perjudicarle; después tendría más dificultades. Hay que tener en cuenta si el alumno tiene o no las competencias, no si aprueba o no un examen», dice Martínez, quien defiende a capa y espada la nueva reforma para añadir: «A veces es mejor tener en cuenta la autoestima del joven, mirar más allá del horizonte al que nosotros queremos llevarle». En este sentido, es contundente a la hora de incidir en que con los cambios «no se va a aprobar a los vagos» y que hay que tener en cuenta la situación de cada alumno para luchar contra el abandono escolar. «Es necesaria más autonomía docente, ellos saben lo que requiere cada estudiante y abordan las situaciones personales a final de curso. Ahora se primará la evaluación continua y se tendrá en cuenta que si un estudiante necesita un empujón para seguir adelante se le dará, como se ha hecho hasta ahora», añade Arsenio Martínez, para recordar que «no todos los alumnos tienen el mismo nivel en determinadas materias y quizá tampoco lo necesiten. Cada uno tiene que se competitivo en sus habilidades».

«Es necesaria más autonomía docente y ahora primará la evaluación continua»
Comentarios