sábado 23/10/21
Economía

La escalada de precios sitúa a León como la provincia que más se encareció de España

El IPC sube en julio el 4,2% empujado por el sobrecoste histórico de la luz, que ya se traslada a la cesta de la compra
dl1p5g1

La escalada histórica de los precios de la luz tensiona la economía de las familias leonesas y encarece la cesta de la compra mucho más de lo que se revalorizan los sueldos. Encima coincide con un momento económico muy complicado debido a las restricciones que acompañan a la pandemia.

El IPC del mes de julio, el último que se tiene por provincias, refleja un incremento de los precios del 4,2% respecto al mismo periodo del año anterior, que también estuvo marcado por el covid. Hay que retrotraerse a abril de 2011 para ver un ascenso interanual tan pronunciado. Se debe, sobre todo, a ese tarifazo eléctrico que se traslada a los productos de consumo cotidiano. También han crecido sin control los precios del gas y del combustible.

Al alza

El transporte es ahora un 8,9% más caro que en julio del año pasado por el sobrecoste del combustible

Tanto que en solo un año la factura por estos conceptos es un 26,3% más cara, según los datos que recoge el Instituto Nacional de Estadística. En ningún otro subgrupo de los 43 que analiza el INE se registra una subida de ese calibre. En todos los demás artículos el aumento es inferior a las dos cifras, excepto en lo que se refiere al uso de vehículos personales, que se disparó un 13,1% respecto a 2020 y un 11% en los primeros siete meses de 2021.

Tampoco hay otra provincia en España con el IPC interanual tan alto. Solo Ávila (4,1), Toledo (4,1) y Huesca presentan un indicador similar. En León casi todo es más caro ahora. En término generales, la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles cuestan un 14,4% más. Menos pronunciada ha sido la tendencia en los precios de los alimentos y bebidas alcohólicas, que en un año han crecido el 2,5%, casi lo mismo que la tarifa de los restaurantes y hoteles, un 1,8% más alta debido a los costes generados por la emergencia sanitaria y la adaptación de esos espacios a los protocolos de seguridad.

El transporte no se queda atrás. En los últimos doce meses su precio aumentó el 8,9% como consecuencia del sobrecoste que tiene ahora el combustible, lo que repercute también en el valor de la cesta de la compra. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la subida de la luz afecta directamente a la producción y al traslado de mercancías. En lo que va de 2021, las partidas que más han aumentado son los aceites y las grasas (20 %), el agua mineral, los refrescos y los zumos (7,4 %), la fruta fresca (4,6 %), los huevos (3,5 %) y la carne de ave (3 %).

Entre los pocos productos que bajaron sus precios destacan las legumbres y hortalizas frescas (-1,3 %) y el pescado, fresco y congelado (-1,2 %). De esta manera, la organización calcula que este encarecimiento de la energía va a provocar un sobrecoste para las familias de 505 euros: 311 euros para la gasolina y 250 euros para el diésel; 55 euros para el gas y 139 en electricidad, ya aplicada la rebaja del IVA. Además, prevén que esa escalada tan pronunciada no se frene en agosto ni en septiembre. De hecho, este mes el Índice de Precios de Consumo subió en España un 0,4% en relación a julio, situando su tasa anual en el 3,3%, la más alta desde octubre de 2012.

La escalada de precios sitúa a León como la provincia que más se encareció de España
Comentarios