sábado. 03.12.2022
TRANSPORTE

La escasez de maquinistas obliga a nuevas cancelaciones de trenes regionales en León

El problema operativo en la plantilla ferroviaria causa la supresión de frecuencias en las conexiones con Palencia
Una unidad de tren regional exprés que cubre el trayecto entre León y Palencia, en la vía de la estación leonesa. DL

Por falta de medios, una plantilla limitada para hacer frente a la demanda puntual, se suspenden frecuencias de trenes que afectan a salidas y llegadas programadas en la estación de Adif de la capital leonesa. La solución más recurrente es la eliminación puntual de la parrilla de servicios del tren regional León-Palencia, uno de los pocos de esta características que sobreviven en la plaza, dominada por la afluencia de viajeros de larga distancia y comerciales de alta velocidad. La supresión de esa conexión de ida y vuelta hasta la ciudad castellana es una de las escasas posibilidades que encuentran los usuarios para acceder a un viaje en tren desde las estaciones diseminadas en el trayecto por la vía convencional. La escasez de maquinistas obliga a la compañía ferroviaria a recurrir a los disponibles para poner en servicio los trayectos de media y larga distancia, los de alta velocidad, con perjuicio evidente para la oferta que se ajusta al recorrido más próximo a la estación. El tren afectado con la cancelación cada vez que el número de maquinistas disponibles no alcanza a cubrir el elenco de convoyes que operan desde la estación leonesa resulta el regional exprés que cubre la distancia entre esta plaza y Palencia, que opera en una horquilla horaria eficiente para devolver a sus domicilios a viajeros que recurren a este medio de transporte para acceder a gestiones en la capital leonesa; cubre la distancia entre León y Palencia en un tiempo de una hora y veinticinco minutos (desde las 14,36 horas, según el horario previsto de salida); y tiene parada fijadas en una decena de localidades, a caballo entre los dos territorios; el retorno a la capital leonesa se emprende a la cinco de la tarde, con el mismo programa de viaje y entradas en las estaciones de las localidades que jalonan este corredor.

Otra de las causas comunes de la supresión puntual del servicio es la escasez de revisores, cuya presencia resulta imprescindible en los trayectos de convoyes que implican la circulación a través del túnel del Guadarrama. La limitación en la plantilla de efectivos de la empresa ferroviaria de transporte de viajeros vuelve a convertirse en motivo de las cancelaciones, que repercuten en la prestación del servicio regional exprés programado a diario entre León y Palencia; cada vez que se produce este fenómeno, cada vez que el tren regional 18214 no parte de la estación de la compañía dispone de una alternativa a través de un desplazamiento en autocar; al que sólo tienen acceso los viajeros que dispongan de billete obtenido de forma previa a la cancelación del tren.

Los problemas de operatividad derivados de la amplitud de la plantilla de operarios en la base ferroviaria de León comienzan salpicar ya a los trayectos hacia el sur de la capital leonesa, casi con la misma asiduidad que afectó en épocas pasadas a las conexiones con el norte y Asturias a través de este soporte de tren regional. Durante los meses de verano esta secuencia de la supresión de trenes se reprodujo para los servicios regionales que cubrían el trayecto León-Gijón. Para superar el inconveniente, se recurrió a recolocar a los viajeros en otro tipo de trenes, de los que circulan entre León y el Principado o mediante el auxilio de taxis, para colocar a todos los viajeros afectados en los puntos de destino en los que los convoyes de largo recorrido no efectúan paradas.

La escasez de maquinistas obliga a nuevas cancelaciones de trenes regionales en León
Comentarios