sábado. 04.02.2023
Patronales y sindicatos rechazan abrir una guerra con Valladolid por los presuntos 8.000 empleos

Escepticismo de los agentes sociales ante el anuncio de la empresa de aviones

Cautela general por una oferta golosa y preelectoral, que «recuerda mucho a Biomédica»
El vicepresidente de la Junta, Tomás Villanueva, durante el acto en el que se presentó el proyecto
La sociedad leonesa está «escarmentada» y «muy vacunada» ya contra anuncios estelares de grandes proyectos empresariales que luego nunca se materializan. Especialmente, cuando estas multimillonarias inversiones se producen en época preelectoral. Por eso la reacción de los agentes sociales leoneses ante el anuncio de que el Cidaer hizo el miércoles en Valladolid, que prevé crear 8.000 empleos para producir 2.400 aviones guardacostas norteamericanos, previsiblemente en Castilla y León, es de cautela y no poco escepticismo. Cautela porque patronales y sindicatos coinciden en que faltan datos y confirmación oficial de que este anuncio sea una iniciativa sólida. Y escepticismo porque se trata de un macroproyecto, enormemente ambicioso, que hasta el momento no ha sido respaldado por la Junta, aunque se dio a conocer en un acto al que asistía el vicepresidente y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva. Eso sí, unos y otros coinciden en señalar que ojalá este proyecto, o cualquier otro, se instale en León. Todos se muestran dispuestos a reivindicarlo, aunque la postura también es unánime a la hora de «pelear» a Valladolid la sede de la nueva empresa: la pugna es inútil e improductiva, lo que hay que reclamar es el desarrollo económico de todas las provincias de la comunidad. Medios e influencias«Si realmente es un proyecto serio que busca dónde ubicarse en la comunidad, tendríamos que intentar por todos los medios que viniera a León. Tenemos terrenos que ofertar en muchos sitios, y si las decisiones sobre la ubicación se toman muy arriba también sabemos quién puede tomarlas al final, y pediríamos que influyera. Pero lo primero que tenemos que hacer es investigar si la apuesta es firme». José Elías Fernández Lobato, presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), explicaba ayer que antes de manifestarse o tomar alguna iniciativa «hay que saber si el proyecto es cierto o no». Reconoce que el anuncio se ha producido de forma extraña, por lo que no iniciará ninguna actuación «sin asegurarnos antes»; y señala que la provincia está «un poco escarmentada de anuncios fallidos», por lo que propone ir «con pies de plomo». Un planteamiento en el que coincide Domingo Fuertes, presidente del Círculo Empresarial Leonés (CEL). «Estaría encantado de que un proyecto así viniera para León, pero si eso no es posible, estaría encantado de que fuera a Valladolid. No podemos ser provincianos en este tema». Fuertes reconoce que no sabe nada del proyecto, pero muestra sus recelos «ante otra Biomédica u otra escuela de pilotos. En esto estamos absolutamente escarmentados». El presidente del CEL asegura que lo que no es razonable es «desatar una pelea entre León y Valladolid. El empresario es quien decide dónde quiere poner su empresa, y los gobiernos tienen que darle las máximas facilidades. Aquí hay que reclamar que se fomenten proyectos igual de interesantes para León». Desde los sindicatos la opinión es muy similar. Arturo Fernández, secretario provincial de UGT, reconoce que le «suena a otra escuela de pilotos», aunque matiza: «Ojalá me equivoque». Considera que estos proyectos deben presentarse «con la solvencia y el crédito de las autoridades», y reconoce que la proximidad de las elecciones es propicia para crear grandes expectativas. De momento, recomienda, «ni un euro ni una promesa mientras el proyecto no sea sólido y respaldado»; aunque reconoce que la provincia cuenta con ubicaciones que cumplirían todas las exigencias mostradas por la empresa. Por su parte Ignacio Fernández, secretario provincial de CC.OO., califica de «polémica inútil» el obligar a elegir entre Valladolid y León. «Lo que hay que exigir es que las dos provincias tengan un desarrollo adecuado; si el Cidaer va a Valladolid, habrá que pedir un proyecto importante también para León. Nadie en Valladolid levantó la voz para arrebatar a León Inditex o Vestas. Es absurdo intentar desvestir a un santo para vestir a otro». En cualquier caso, reconoce que le faltan datos para tener criterios. «Entramos en una época en la que este tipo de anuncios serán frecuentes, por eso es necesario tomar las cosas con la distancia necesaria para conservar la salud mental. Y darle sedal a los proyectos antes de sacar conclusiones».

Escepticismo de los agentes sociales ante el anuncio de la empresa de aviones
Comentarios