jueves 24/6/21

El espacio público sustenta el negocio de los hosteleros

La calle se ha convertido en el espacio en el que los establecimientos de hostelería han combatido a las restricciones derivadas de la pandemia. Sin margen para el interior durante muchos meses, el Ayuntamiento de León se aprestó el 20 de mayo de 2020 a regular la situación excepcional con un decreto de Alcaldía que autorizaba su ampliación y, otro posterior, el 30 de diciembre del pasado año, para permitir la instalación de las sombrillas y las estufas. La decisión, pactada con los representantes del comercio y la hostelería, tuvo aplicación en 428 establecimientos hosteleros, como trasladaron desde el equipo de gobierno. Los cambios favorecieron a 231 negocios que ocupan 611 plazas de aparcamiento en las que hay veladores: 243 de zona azul de la ORA —cada una de las cuales supone una pérdida de cerca de 1.100 euros al año—, 27 de distintivo verde y 293 más ubicadas en espacios no regulados por sistema de pago. Al margen de estas ocupaciones, otros 197 establecimientos de hostelería y restauración cuentan con autorización para ampliar terrazas en plazas y otras zonas peatonales. Junto con estas gracias, se aprobó la exención de la tasa de terrazas durante el ejercicio 2021. La merma de ingresos para la administración municipal se cifra 184.533 euros, a los que se suman otros 90.000 euros del tributo de basuras durante el trimestre de cierre total. En este escenario, los hosteleros reclaman ahora adelantar 11 días el horario de verano.

El espacio público sustenta el negocio de los hosteleros