martes 28/9/21

España destruye empleo pese a la caída histórica del paro

El buen ritmo de la economía tras los duros meses de la pandemia no ha conseguido cambiar la deriva del mercado laboral de agosto, que suele ser un mes malo para la creación de empleo por el fin de la temporada de verano. Así, se han destruido 118.004 puestos de trabajo en términos medios y sin ajuste estacional, con lo que el sistema pierde de nuevo la barrera de los 19,5 millones de cotizantes que consiguió el pasado julio al registrar un nuevo máximo histórico, según los datos publicados ayer por el Ministerio de la Seguridad Social y el de Trabajo.

Cabe destacar, no obstante, que se trata de una destrucción de empleo menor a la media para los meses de agosto de la última década, que ronda los 150.000, y que si se elimina el efecto estacional sí se sumaron 76.000 afiliados, por lo que las cifras incluso pueden considerarse positivas.

También se ha frenado con fuerza el ritmo de reincorporación a sus puestos de los trabajadores en Erte: aún así, casi 60.000 personas han vuelto a la actividad en agosto si se tiene en cuenta la fecha de notificación, lo que supone la mitad que el descenso de julio. Esto refleja la creciente dificultad para sacar del Erte a los ocupados que aún siguen afectados: apenas un 8% de los 3,4 millones que llegó a haber.

Con este nuevo descenso el número total de personas protegidas cae hasta las 272.190, un nuevo mínimo desde el inicio de la pandemia que el Gobierno ya considera como «residual». Así al menos lo calificó el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, quien recalcó que estos trabajadores están muy concentrados en determinados sectores y territorios y llevan ya muchos meses en esta situación. Esto podría suponer también que se esté muy cerca del mínimo que constituye el núcleo duro irrecuperable.

Donde sí hay unos buenos datos sin parangón es en el paro: en este caso sí se ha conseguido romper con el patrón habitual que imperaba en el octavo mes del año, hasta el punto de que se ha registrado la primera reducción del desempleo del siglo y el mayor descenso de toda la serie histórica. Concretamente, el número de personas inscritas en las oficinas del Sepe ha descendido en 82.583 respecto al mes de julio.

España destruye empleo pese a la caída histórica del paro