miércoles 12/8/20
Sucesos

Estafa 1.600 euros a uno de los internos de su residencia

El fiscal pide dos años y medio de cárcel si se prueban los hechos
Sala de vistas de uno de los juzgados de León. RAMIRO
Sala de vistas de uno de los juzgados de León. RAMIRO

El propietario de una residencia de ancianos localizada en una demarcación perteneciente a la capital se enfrenta a una pena de dos años y cuatro meses de prisión, acusado de un supuesto delito de estafa, por apropiarse de 1.600 euros de la libreta bancaria de uno de los internos que residía en el establecimiento. La causa se juzgará en Penal 1 el día 9 de enero a las 11.00 de la mañana, de acuerdo al calendario de señalamientos y según consta en el escrito de calificaciones provisionales, que obra en poder de este periódico.


 

El procesado había sido administrador del negocio durante una etapa determinada de su gestión y al final, por cuestiones ajenas a la causa judicial, se lo vendió a uno de los residentes, pero se quedó con las claves y las contraseñas de la cuenta, aprovechando que la víctima de este episodio nunca salía del inmueble y que tenía domiciliados los pagos en la cuenta, siempre de acuerdo a la versión de los hechos que aporta la acusación pública en su escrito de conclusiones no definitivas.

 

RETIRADAS DE EFECTIVO

 

El 27 de junio de 2017, a medianoche, el sospechoso se dirigió a una sucursal bancaria de una localidad de la provincia, relativamente lejana en distancia a la zona más cercana a la capital donde se encontraba el establecimiento y retiró una primera cantidad de 600 euros. En días posteriores se apropió de forma indebida de mil euros más, gracias a dos retiradas de dinero en efectivo que realizó en transacciones de 600 y 400 euros, respectivamente.

 

El Ministerio Fiscal considera que se trata de un caso de estafa, por el que solicita una pena de dos años y cuatro meses de prisión, además de una indemnización de 1.600 euros. Por su parte, la defensa discrepa de la descripción correlativa de los hechos que presenta el Ministerio Público en su exposición de los acontecimientos y sostiene que los sucesos que realmente se produjeron no son constitutivos de delito, por lo que propone la libre absolución de su defendido, con todos los pronunciamientos a su favor. La causa se juzgará en Penal 1 el día 9 de enero a las 11.00 de la mañana, según figura en el calendario de señalamientos y de acuerdo a las actuaciones correspondientes a esta causa, que han podido ser consultadas por este medio.

Estafa 1.600 euros a uno de los internos de su residencia