domingo. 26.06.2022
Nueva normalidad

La estrategia congresual se limitará por el aforo máximo de 500 asistentes

La normativa establece un margen de ocupación inferior al 75% de la superficie del recinto
Interior del Palacio de Exposiciones de León. RAMIRO

La actividad congresual es otro de los ámbitos económicos severamente afectados por las nuevas condiciones que impone la distancia de prevención del contagio del coronavirus.

De esa realidad preventiva, depende la proyección de las convocatorias y convenciones, que a partir de ahora deben contar con la bendición de la autoridad competente en materia de la salvaguarda del espacio y verificar las condiciones en las que se va a producir la concentración o aglomeración de asistentes.

La nueva norma que marca este proceso de retorno a la actividad está regulada por la administración autonómica y dispone un máximo de quinientos asistentes por evento o un máximo de aforo permitido sobre el setenta y cinco por ciento de la superficie en la que se celebre la reunión.

Regreso a la actividad

El Palacio de Exposiciones mantiene cuatro eventos aplazados pendientes de celebración

Esa es la medida que puede regir para el recinto del Palacio de Congresos de León, un punto de referencia en el que la ciudad tiene depositadas sus perspectivas de crecimiento y consolidación paulatina como centro de reuniones, de convocatoria y de eventos de exposición, del contenido que admite la era del turismo congresual, cada vez más avanzado como elemento de dinamización económica.

León no ha ocultado sus intenciones de posicionar esta plaza entre las referencias del sector, goloso por su capacidad de generar sinergias económicas y actividad transversal. Cualquier paso que avance para lograrlo será ajustado a ese corsé que limita la cuantía de asistentes por la cuota que le corresponde por el perímetro del recinto que lo acoge.

 

El máximo exponente del sector congresual en León sufre desde la pasada primavera del revés de la pandemia; desde el estallido, ha registrado una cancelación de evento; a la vez que se localizan como pospuestos otros cuatro acontecimientos de esta naturaleza congresual, en los que aún no hay disponible o fijada una fecha de celebración; que, en todo caso, se debería ajustar ya alas condiciones de la nueva norma, que rebaja las perspectivas de asistencia sin tener en cuenta la magnitud del evento tal y como se planteó en un inicio, antes de que sobreviniera el ordenamiento por riesgo de contagio.

Por lo que se refiere al programa de actividad de este mismo recinto, está pendiente la celebración de un congreso y exposición durante el mes de septiembre.

El regreso paulatino a la actividad económica en diversos órdenes invita al optimismo de las autoridades locales a cerca de que incremente la parrilla de eventos; para un máximo de 500 asistentes, como marca la normativa.

La estrategia congresual se limitará por el aforo máximo de 500 asistentes
Comentarios