miércoles 28/10/20

El estreno internacional con el vuelo a París, descartado

París debe esperar. París puede esperar. El estreno internacional del aeropuerto leonés, fijado para el mes de julio, se diluye ante las devastadoras consecuencias de la crisis económica y sus efectos colaterales en la movilidad y el trasiego turístico.

La conexión con el Charles de Gaulle contaba ya con una previsión de recursos que se podrán destinar a otros objetivos, sin efectos para que se pueda aplazar a venideros ejercicios, cuando la situación coyuntural sea más propicia para acometer la operación.

León tenía previstas treinta conexiones entre La Virgen del Camino y el aeropuerto parisino, donde se iban a abrir un abanico inmenso de posibilidades de enlaces a las partes más remotas del planeta, de las más asequibles en el continente europeo, o a la recurrente oferta turística de la capital francesa. París iba a ocupar una franja de dos meses en la parrilla de las salidas y llegadas en el aeropuerto leonés, que tendrá que prescindir de una planificación de casi setecientos vuelos durante este ejercicio vinculado al convenio de explotación acordado con la compañía Air Nostrum. Dos vuelos semanales, entre el 16 de julio y el 6 de septiembre, formaban algo más que un bautizo decente en el esquema internacional parea la plaza leonesa.

El otro plato fuerte de la oferta se localizaba en Mallorca. Ese destino se sostiene como uno de los dos elegidos para intentar devolver el despegue de la pista de La Virgen del Camino, donde hace dos meses que no llegan vuelos comerciales.

El estreno internacional con el vuelo a París, descartado