miércoles. 07.12.2022

Europol teme un aumento en los próximos años del uso por parte de los delincuentes de las nuevas tecnologías digitales que incrementarán los ataques a través de internet a infraestructuras críticas para robar datos personales y de la Administración, así como para difundir «desinformación».

Es una de las conclusiones de la conferencia impartida ayer por Julia Viedma, comisaria jefa del Centro de Operaciones y Análisis de Europol, en el curso de verano de la Universidad Complutense organizado por la Fundación Policía Española.

«Se prevé que los avances en inteligencia artificial, en la computación cuántica y en el 5G tendrán un impacto profundo en el panorama criminal y en la capacidad de las autoridades policiales para responder a estas amenazas», destacó.

Recalcó además que «las nuevas tecnologías moldearán las amenazas del terrorismo y del crimen organizado en los próximos años» ya que la pandemia del coronavirus, con los confinamientos que ha supuesto, ha impulsado el proceso de digitalización en la sociedad, en el trabajo policial y también en las actividades delictivas.

Julia Viedma apuntó que «las autoridades gubernamentales ofrecen cada día más servicios digitales para reducir costes, se han automatizado muchos procesos y se utiliza por ejemplo la inteligencia artificial para tomar decisiones, unos desarrollos que han aumentado los riesgos y la aparición de nuevos tipos de fraudes».

«El volumen de datos personales que se tratan ahora digitalmente ha aumentado enormemente y una de las actividades en la que prevemos que los criminales se van a focalizar más son los ataques a gran escala a infraestructuras críticas para robarlos en la red», insistió.

Europol teme un aumento de ataques en la red para robar datos