jueves 24/9/20
Tráfico urbano

Los excesos del límite de 30 por hora se sancionarán desde la próxima semana

La restricción de velocidad en la ciudad se aplicará con multas tras concluir el día 15 el margen de adaptación a la normativa
Zona 30 en la Universidad de León. JESÚS F. SALVADORES
Zona 30 en la Universidad de León. JESÚS F. SALVADORES

Levantar el pie del acelerador implica un cambio de hábito; el de acostumbrarse a circular un cuarenta por ciento por debajo del límite habitual, conlleva un ensayo colectivo.

León tiene una semana por delante para culminar su adaptación a ese plan de movilidad que implica rebajar a treinta por hora la velocidad máxima permitida en las calles de la urbe.

Desde el próximo domingo, se dará por finalizado el periodo de prueba transitorio desde que el Ayuntamiento de León inició el proceso de señalización de la red urbana vinculado al nuevo orden; y desde entonces, comenzarán las consecuencias legales por no ajustarse al molde.

Entre ellas, las sanciones, a través de los diferentes dispositivos de localización de infracciones en la circulación, fijos y móviles, que se desplegarán para hacer efectivo el cumplimento de la norma.

A otro ritmo

La norma implica un cambio en el hábito de conducción, con la rebaja del 40% de la velocidad

León se dispone a hacer efectiva con todas las consecuencias la disposición de la DGT de extender a todas las ciudades la limitación de 30 por hora, que conlleva efectos notables en el proceso, en los fines que persigue y en los medios que aplica para lograrlos; para los conductores y para los ratios de medición del entorno sostenible; ralentizar la marcha, rebajar el nivel de contaminación y emisiones que es directamente proporcional al consumo de combustible de los motores, incrementar las medidas de seguridad que se vinculan de forma proporcional al riesgo de la velocidad; y también, por la carga punitiva.

Desde que se comience a aplicar con todas las consecuencias legales el ordenamiento que señala la circulación limitada a 30 por hora, transitar por una calle urbana a la misma velocidad máxima permitida hasta ahora de forma convencional llevará acarreado una sanción económica de hasta 300 euros, que se apareja con una retirada de dos puntos del carné de conducir.

Un añadido a las cuestiones que los usuarios del volante deben de tener en cuenta mientras se adaptan a la costumbre de que la aguja del cuenta kilómetros no supere el límite del numero 30.

Escalada de multas

Las sanciones implican la retirada de puntos, según la tabla establecida por la Dirección de Tráfico

Se añaden excepciones que abarcan un total de catorce vías, que componen el repertorio de entrada a la ciudad desde las rondas o las carreteras nacionales que desembocan en León ; la prolongación de la N-630 sobre la Avenida de Asturias, el apéndice de la avenida de Saenz de Miera hacia los accesos al ronda y el acceso sur, la Avenida Europa, las perimetrales de la salida hacia la carretera Carbajal y la ronda interior, son algunos d e los viales indultados de esta limitación, que es norma extendida por la estrategia de la DGT para la seguridad vial en España.

Si se aventura fricción en la primera toma de contacto de la limitación de velocidad y los conductores a los que obliga, no menor aparece el conflicto que deriva de la limitación a veinte por hora para circular sobre alguno de los carriles exclusivos para autobús y taxi, que permiten el paso de los vehículos particulares sujetos a ese nuevo patrón de velocidad. La tabla de sanciones va a tomar un lugar preponderante entre las herramientas auxiliares de la conducción; casi tanto como la pantalla de navegación.

Los excesos del límite de 30 por hora se sancionarán desde la próxima semana