lunes. 15.08.2022
                      La montaña leonesa es uno de los activos para la atracción de turismo rural en León. RAMIRO
La montaña leonesa es uno de los activos para la atracción de turismo rural en León. RAMIRO

El turismo rural en León mantiene sus registros al alza en el primer verano sin restricciones del covid gracias a la afluencia de los visitantes extranjeros. Los alojamientos de la provincia leonesa sumaron en el mes de junio 9.160 viajeros, un 11,3% más que en el ejercicio precedente impulsados por los turistas llegados desde fuera de España, lo que enjugó la ligera bajada en la nómina de los nacionales, según los datos ofrecidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestran que el mercado provincial queda muy lejos de otros territorios cercanos, como Asturias y Cantabria.

La cifra de 9.160 engorda con los 2.444 viajeros internacionales que llegaron a la provincia durante en junio. Su afluencia recupera una entrada que todavía estaba marcada por las restricciones del mismo mes del pasado año, en el que apenas hubo 418 en los alojamientos de turismo rural de León. La tendencia se muestra inversa en cuanto a los visitantes nacionales, que quedaron en 6.716, por debajo de los 7.810 que se contabilizaron en el mismo periodo temporal de 2021.

La compensación del alza de los viajeros extranjeros hace que en los alojamientos de turismo rural se anotaran 17.530 pernoctaciones, por encima de las 15.676 de junio de 2021. Los datos se asientan a partir de una estancia media de 1,91 días por cada turista, de acuerdo a la estadística del INE, en la que se refleja que en el último año hay en funcionamiento 40 establecimientos más, lo que cierra una cuenta de 460 negocios de este tipo en la provincia.

La oferta firma un total de 3.874 plazas y da empleo a 726 personas, 125 nóminas más de las que aparecían en la estadística oficial en junio de 2021. En este escenario, el grado de ocupación por plaza marca un 15,05 a diario y sube hasta el 28,79 los fines de semana.

La radiografía del turismo rural leonés muestra todavía la diferencia con zonas cercanas. Con el mar como oferta diferencial, la lista la encabeza Cantabria, con 28.470 viajeros, y por detrás queda Asturias, donde los alojamientos rurales contaron con 21.415 personas. Sus registros casi triplican y duplican a los de León, que tampoco logra liderar siquiera la estadística autonómica. Por delante de la provincia leonesa aparecen Ávila y Segovia, beneficiadas por el efecto cercanía del foco de Madrid, e incluso Burgos.

Los extranjeros tiran al alza del turismo rural ante el leve retroceso de españoles
Comentarios