jueves 14.11.2019

Fallece Carlos Domínguez Cidón, propietario del restaurante Vivaldi de León

El restaurante, ubicado en el centro histórico de León, fue reconocido con una estrella Michelín y dos soles Repsol por su innovación en el mundo de la cocina
El restaurador Carlos Domínguez Cidón, propietario del restaurante Vivaldi de León, falleció esta madrugada en la capital leonesa como consecuencia de una enfermedad que padecía desde hace tiempo. El establecimiento, uno de los más conocidos en Castilla y León, cuenta con diferentes distintivos, entre ellos una estrella Michelín y dos soles Repsol.
Los hosteleros de León, conscientes de la enfermedad de Carlos Cidón, lamentaban hoy esta «enorme» pérdida que supone su muerte para la hostelería leonesa. Su presidente, Esteban Díez, reconoció el trabajo que llevó a cabo el propietario del restaurante Vivaldi y que le llevó a tener importantes reconocimientos. Para Esteban Díez, Carlos Cidón hizo que «la gastronomía esté en la línea de la promoción turística que promueven instituciones como la Junta», dijo.
Los hosteleros destacaron los «proyectos innovadores» de Carlos Cidón que ahora «habrá que intentar mantener». Mientras, no descartan hacer algún tipo de reconocimiento al que fue uno de los grandes exponentes de la restauración en la provincia de León y en toda la Comunidad.
Por el momento, tanto el restaurante Vivaldi como el del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) permanecen hoy cerrados al público en señal de duelo. El funeral está previsto que se celebre mañana en la localidad de Astorga, de donde era natural.

Amplia trayectoria profesional
Nacido en Astorga (León) el 24 de julio de 1959, Cidón era considerado uno de los grandes de la cocina española. Comenzó desde muy joven en el arte de los fogones, concretamente en su localidad natal. Importante fue la relación que mantuvo con el cocinero Pedro Subijana, uno de sus principales maestros y quien le introdujo en la cocina de alto nivel en nuestro país. A raíz de esa amistad mantuvo contactos con otros de los grandes cocineros españoles, como Juan María Arzak.
Fue en el año 1989 cuando regresó a León desde el País Vasco, donde se había formado como cocinero, momento en el que decidió abrir el restaurante Vivaldi, en el centro de la capital leonesa. Un restaurante que con el paso de los años supo conjugar la tradición gastronómica de la ciudad y, en general, de la Comunidad, con ciertos toques de modernidad, lo que le ha convertido en un referente gastronómico en León y el reconocimiento con una estrella Michelín y dos Soles Repsol.
Con el restaurante en marcha, Carlos Cidón no cesó en su aprendizaje, acudiendo a cursos con los mejores cocineros a lo que unió su trabajo de investigación para dar su toque especial a los platos del restaurante, en los que se puede apreciar una clara referencia a los productos de Castilla y León.
Carlos Cidón era comisario de la Comunidad Europea de Cocineros (Eurotoques) y diseñó para el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) una trilogía de cocina para el centro artístico consistente en desayunos inspirados en la cocina en miniatura, a mediodía se da paso a la cocina de inspiración casera pero con un formato divertido para concluir, ya por la tarde, con la cocina del dulce en versión aperitivo.
Su prestigio le llevó a citas de gran relevancia como Madrid Fusion, donde demostró su gran pasión por el mundo de las setas, que le convirtió en ponente en numerosos congresos y en impulsor de cientos de cursos.

Fallece Carlos Domínguez Cidón, propietario del restaurante Vivaldi de León