domingo 26.01.2020
Problema mecánico

Un fallo del avión deja en Barcelona a cien pasajeros

La compañía les ofrece volar hoy a Avilés y en bus hasta León
Aviones de la compañía Air Nostrum en una imagen de archivo. RAMIRO
Aviones de la compañía Air Nostrum en una imagen de archivo. RAMIRO

Un centenar de pasajeros se quedó ayer por la tarde en tierra en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona. Un fallo técnico impidió que el aparato, de la compañía Air Nostrum, despegara a las 18.10 horas y desde la compañía, a última hora de ayer, se estaba negociando con los pasajeros afectados las posibles soluciones para que pudieran llegar a la capital leonesa.


El fallo mecánico, según apuntaron fuentes aeroportuarias, impidió la operación de despegue y como apuntan algunos de los afectados, desde la compañía les avisaron de los problemas cuando ya pasaba una hora de la prevista para el despegue. Otras dos horas tuvieron que esperar hasta que comenzaron a darles alternativas, entre las que estaba la posibilidad de coger un nuevo vuelo a las 6.00 horas de hoy para llegar hasta el aeropuerto de Avilés a las 8.25 horas y, desde la localidad asturiana, desplazarse a León en autobús. Desde el aeropuerto barcelonés explicaron que cada pasajero afectado podría escoger la opción que más le interesara para llegar hasta León lo antes posible.

 

La conexión de Barcelona y León vía avión es el más regular desde que se abrió el aeropuerto de La Virgen del Camino, a los que ahora se sumarán más alternativas a las Islas Canarias, además de a Andalucía y Menorca y los concertados para los viajes del Imserso. Los vuelos de Air Nostrum, franquiciada de Iberia, salen de León a las 20.05 los lunes, miércoles, jueves, viernes y domingos y llegan al Prat de Barcelona a las 21.30 horas. En el caso contrario, los domingos los vuelos desde la capital catalana a León salen a las 13.40 horas y llegan a las 15.05 y el resto de la semana, lunes, miércoles, jueves y viernes, lo hacen a las 18.10 horas para llegar a las 19.35 horas.

Un fallo del avión deja en Barcelona a cien pasajeros