viernes 06.12.2019

Un fallo informático paraliza toda la mañana los trámites en los juzgados

El bloqueo del expediente electrónico provoca una jornada mayoritaria de ‘brazos cruzados’.

m. a. zamora/c. fanjul | león

Los juzgados de la capital sufrieron ayer las consecuencias de un nuevo incidente con el expediente electrónico que impidió desarrollar su actividad a buena parte de los funcionarios destinados en las instalaciones de la avenida de Sáenz de Miera, si bien de forma oficial, el Ministerio de Justicia restó importancia a lo sucedido.

Fuentes consultadas por este periódico aseguraron que desde abril de 2017 no se producía un fallo técnico tan mayoritario en los juzgados de León, donde los errores en el funcionamiento de Minerva y Lexnet, los dos sistemas principales en la Oficina Judicial, son bastante frecuentes a menor escala, pero no hasta el punto de tener oficinas enteras paralizadas toda la mañana.

«Entre las 9.00 y las 14.00 horas se produjo producido una incidencia tecnológica en los juzgados de los partidos judiciales de León, que afectó al servicio de tramitación del expediente judicial electrónico. La incidencia se localizó en el sistema centralizado de gestión de ficheros. Como consecuencia de ello, se realizaron varias actuaciones técnicas sobre los componentes afectados y el servicio quedó restablecido a las 14.00 horas. El Ministerio de Justicia está analizando lo ocurrido para evitar que se repitan nuevas incidencias en el futuro», explicaron a este periódico fuentes de la subdirección general de Nuevas Tecnologías. Los funcionarios consultados por este periódico lamentaron los problemas que se generan de forma periódica con la utilización de los dos sistemas informáticos. «No sería justo decir que esto pasa constantemente, pero es cierto que hay problemas de vez en cuando».

No es ajeno a esa dinámica Fortuny, el programa que utiliza el Ministerio Fiscal, que ha sido objeto de notables críticas en diferentes foros y que entra de forma constante en esta dinámica de complicaciones. Además, los fiscales se encuentran con que para desarrollar su utilización en su máxima extensión, han de hacer frente al pago de su propio bolsillo de un proveedor de Internet cuando utilizan dispositivos móviles fuera de las instalaciones.

Minerva es el sistema que se utiliza para instruir las diligencias más habituales. Para notificar los autos, es necesario el uso de una segunda aplicación, Lexnet. Y en el caso de determinadas comunidades autónomas, incluso hay otros programas.

Un fallo informático paraliza toda la mañana los trámites en los juzgados